lunes, 7 de diciembre de 2015

#Innovación y matriz productiva: ¿más o menos #techstars?

Los techrocks o nuevos rockstar representan en la sociedad una manera fresca de pensar en el presente con miras hacia el futuro.

La innovación sigue siendo el tema central para el impulso del desarrollo de todos los países. Encontrar las mejores políticas de innovación es un tema que necesita de la colaboración de todos los sectores: gobiernos, empresas, universidades y todos los involucrados. Pero, en este nuevo -o quizás viejo- ecosistema, ¿qué rol la cabe a los techstar?

Planteó esta relación viendo la necesidad de la selectividad productiva (ligada al diseño de una matriz productiva) basada en políticas públicas y donde los nuevos techstars que surgen muchas veces de fuera del ámbito formal de las organizaciones públicas o privadas, permite ahora vislumbrar son un binomio que podría dar una solución a las políticas de innovación que se deben implementar. 

Búsqueda de sectores para la selectividad productiva.

La selectividad productiva es una necesidad de elección que debe hacer un gobierno o una empresa a la hora de otorgar financiamiento o privilegios a un sector. Una buena selectividad productiva produce diseño de nuevas matrices productivas potentes y sostenibles. 

La selectividad productiva se origina por parte del gobierno cuando de una manera directa estimula la inversión en algún sector particular o de manera indirecta a través de distintas restricciones y subvenciones que realiza en algún momento determinado hacia algún sector. 

Algunos opinan que la selectividad productiva causa un daño a los sectores no favorecidos con esta política, que aunque no sean claves para el momento, podrían aportar importantes beneficios futuros a la economía de un país. 

Además la participación de todos los sectores en una economía es necesaria para el desarrollo, incluso hasta para hacer crecer al sector más fuerte de una país. 

Pero por otro lado, está quienes piensan que la selectividad productiva es una medida viable y hasta necesaria para el financiamiento y la organización de un Estado, pues es imposible poder impulsar a todos los sectores de la misma manera y en el mismo momento. 

Entonces, la pregunta que surge y que queda al aire es que si la selectividad es un hecho necesario nos guste o no, estemos de acuerdo o no ¿Cómo elegir acertadamente los sectores de mayor oportunidad para el desarrollo de un país? y ¿la selectividad debe ser originada desde un funcionario o empresario, o estos actores deben promover o estar atentos a donde se mueven los nuevos espacios de selectividad?


Los techrock como los nuevos rockstar.

Encontramos un grupo de jóvenes abocados a la tecnología y el emprendimiento a los que se han denominado “techrocks”,  palabra que trata de comparar la euforia que despierta por estos días la aptitud tecnológica de los jóvenes con la euforia que ocasionaban las estrellas del rock (los llamados rockstar). 

Los techrocks representan en la sociedad una manera fresca de pensar en el presente con miras hacia el futuro. Son como una especie de semilla de una gran cantidad de emprendimientos de distintos sectores enfocados en cubrir las necesidades del presente y creando nuevas maneras de afrontar los problemas. 

Los techrocks son los grandes impulsores de una cultura innovadora de cualquier sociedad, pues una cultura innovadora se puede crear solo a partir de los pensamientos, sentimientos y actuaciones que realicen las personas creativas y productivas ... y que están muchas veces fuera de donde políticos y empresarios se mueven.

Entonces, así como muchos rockstar han creado nuevos estilos musicales o han impulsado tendencias, nos podemos preguntar ¿valdría la pena impulsar el sector de los techrock para dinamizar el desarrollo de un país? 


Los techrock son un sector prometedor para políticas selectivas.

Parece que las respuestas surgen de inmediato como una posible idea. Si los techrocks con su creatividad e innovación emprenden cada vez más ideas de negocios y de solución social de una gran cantidad de sectores valdría la pena priorizarlos en las políticas selectivas. 

La cuestión es si realmente se les atiende. No confundir con crear eventos para atraerlos (ojo, nunca van todos) o concursos para motivarlos, con darles espacio. Hay que pensar que un techstart como un rockstar puede dar lugar a un nuevo sector económico y ha veces esto "choca" con planes estratégicos y políticas públicas de desarrollo.

Tampoco se trata de decir "promoveremos el sector TIC" o "fomentaremos el emprendimiento y la innovación", hay que crear al techstar un sistema donde se sientan cómodos para crear y donde crezcan intelectualmente y económicamente

Si así es, se completa armoniosamente una matriz productiva que impulsa la innovación involucrando a la mayor cantidad de sectores posibles. Es una nueva forma de transformación productiva donde el foco no está en el sector a impulsar sino en impulsar al sector que crea y define los sectores. 

________________________________
Referencias:

miércoles, 2 de diciembre de 2015

#Liderazgo: ¿Conoces estas 7 ideas de liderazgo efectivo?

Nunca confundas "hacer" con "lograr". "Hacer" es coste. "Lograr" es beneficio.

Hace un tiempo atrás, comenté la relación entre liderazgo y estupidez organizacional a partir de ideas del libro "La estupidez organizacional" de Enric Lladó e Igor Goienetxea. 

Ahora sigo con este libro y extraigo de él siete metáforas de cambio que presento a partir de su idea central y amplio con un comentario ligado al rol del líder y del liderazgo (que anteriormente relacioné en este post: "Líder y liderazgo: el liderazgo ante el líder...").  


Simon Sinek. porqué los buenos líderes dan seguridad

Si se desea, antes de pasar a estas siete ideas, se puede consultar el post donde hablo de la relación entre el liderazgo y la estupidez organizacional haciendo click aquí
  1. Nunca confundas "hacer" con "lograr". "Hacer" es coste. "Lograr" es beneficio.
    • La historia organizacional lo demostró, no se trata de "pensar, hacer, hacer, hacer", sino de "pensar, pensar, pensar, hacer", y que es probable de es más importante no hacer nada, pues hacer tiene un coste. Un buen líder mueve la acción del hacer al lograr, y el liderazgo efectivo "logra" cosas.
  2. No temas al que duda en seguir la regla, sino al que sigue sin dudarla.
    • Una cosa es clara ... mantener el status quo, el inmovilismo garantiza mucha seguridad, pero también es cierto que salirse de la norma tiene más beneficios que otra cosa. Ojo, no se trata de saltarse todas las reglas, sino de saber que las reglas funcionan para un cierto escenario y condiciones, y que la realidad supera en escenarios y en condiciones a las reglas y a la cantidad de reglas. Un líder sabe el límite de la regla, y el liderazgo promueve un pensamiento capaz de saber cuando la regla está obsoleta en una determinada situación y cuando es válida. 
  3. Aunque piense en grande, habla en concreto y actúa en pequeño.
    • Soñar es bueno y es saludable e innovador, pero las organizaciones y las personas viven y vivimos en una cotidianeidad que requiere resultados concretos. El líder debe moverse en estos niveles grande-concreto-pequeño y el liderazgo permitirá que las cosas ocurran en el momento oportuno.
  4. Dí lo que piensas o acabarás pensando lo que otros dicen.
    • Dicen que el "silencio otorga", pero más complicado es que quien no habla no se relaciona con el resto y la red de actores que le rodea sigue operando sin intervención de quien guarda silencio. El líder debe exponer sus ideas, y el liderazgo permitirá que estas ideas se desplieguen y den lugar a acciones.
  5. Quien pretende obrar milagros termina pactando con el diablo.
    • Esto es muy claro, hablar muchas ideas, o tener muchos sueños, o simplemente tomar decisiones pensando que lo conseguiremos todo, no resulta efectivo. Al prometer tanto, y no conseguir resultados, obliga a buscar aliados y fuerzas de apoyo inesperadas. El líder sabe que no hay milagros y en ocasiones se deben hacer renuncias o aceptar riesgos, y el liderazgo facilita tener la información para tomar la mejor decisión  con los recursos, actores y aliados necesarios. 
  6. Todo lo que asumas podrá volverse en tu contra.
    • Como dice la expresión "todo lo que diga podrá ser usado en su contra". Parece una norma no escrita pero asumir cosas es algo normal, y asumir es pensar que el mundo funciona según esos supuestos, y las decisiones se toman en función de presunciones. El líder no asume (ver este post donde se menciona que "hay que tener certeza en no suponer nada"), actúa de forma concreta y revisa sus supuestos, y el liderazgo permite que las asunciones, suposiciones, y presunciones se desvanezcan -aunque sigan existiendo y es natural que las haya-.
  7. Si crees que no puedes cambiar las cosas, estás en lo cierto. Si crees que las puedes cambiar, también.
    • Evidente. El futuro es incierto en todo momento. El error es pensar que controlamos todo (exceso de soberbia) o no controlamos todo (exceso de temor). El líder reconoce este acciones y se mueve en escenarios de incerteza, y el liderazgo permite gestionar esa incerteza para conseguir resultados.

siete ideas que, por un lado, vienen a resumir muchas actitudes necesarias en el líder y, por otro lado, vienen a definir las prácticas necesarias para que el liderazgo sea efectivo.




En suma presenté siete ideas que, por un lado, vienen a resumir muchas actitudes necesarias en el líder y, por otro lado, vienen a definir las prácticas necesarias para que el liderazgo sea efectivo. 


_____________________

Libro referenciado:
  • Lladó, Enric, y Goienetxea, Igor. (2014). La estupidez de las organizaciones. Editorial RIG (Rigden Institut Gestalt). 155 pp.



martes, 1 de diciembre de 2015

Política de #innovación: ¿Corea del Sur se puede copiar?

Cada país presenta sus particularidades en cuanto a cultura, inversión y prioridades de financiamiento en innovación. Y Corea del Sur es un buen caso si se sabe seguir.

Cada país presenta sus particularidades en cuanto a cultura, inversión y prioridades de financiamiento en innovación.

Pero resaltar las buenas prácticas que han dado resultados positivos en materia de innovación es importante para inducir debates que conlleven a crear las propias políticas de innovación.

Y ¿porqué importa ésto? Simple. Todos anhelan la innovación, desde el joven emprendedor o visionario, hasta la transnacional más consolidada. Quienes llevamos la innovación como parte del ADN emocional y profesional nos preocupa que todos disfruten de sus beneficios y no quede todo en algo pasajero y por eso repaso y resumo el caso de Korea del Sur.

Corea del Sur es un caso interesante de innovación, no porque sean exitosos, que lo son, sino por la forma cómo la enfrentaron. Y por supuesto hay que decir que cuando partieron tampoco las cosas estaban muy claras, pero al menos en perspectiva ahora hay un pensamiento maduro, más que un modelo maduro.




El desarrollo económico de Corea del Sur (John Duncan) 


Caso: Corea del Sur. 

Según el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), "Cómo repensar el desarrollo productivo", del 2015, el desarrollo de la innovación en Corea de Sur se dio en 4 etapas.


1/4.- Etapa de aceptación.

Etapa que va desde los 60 a los 70. Aquí se resalta una Corea que aprende haciendo.

En sus inicios se encuentra con escasez de capacidades tecnológicas en las empresas locales y con limitado capital humano.

Aceptando las deficiencias que se tiene, el gobierno compra tecnología y crea escuelas de ingeniería y ciencias aplicadas.

Esto se realiza pensando en el futuro crear infraestructuras para avanzar en la tecnología y la ciencia.

Y, de igual forma, se impulsa la inversión extranjera facilitando la transmisión de tecnologías e invierte 0,5% del PIB en I+D.


2/4.- Etapa Imitativa.

Va desde mediados de los 70 a mediados de los 80.

Se adaptan las tecnologías extranjeras pasando a los acuerdos a un nivel de transferencia tecnológica.

Ya no solo se quería atraer tecnología extranjera sino que además se quería aprender de ella.

El nivel de participación del sector público se hizo más activo, no solo se estaba invirtiendo en infraestructura y otorgando financiamiento sino que además participaba directamente en actividades I+D y transfería el conocimiento a las empresas privadas.

La participación y constancia del sector público en actividades de innovación aumentó la confianza del sector privado quien decidió invertir en I+D aunque en menor proporción que el Estado, alcanzando un total de 1,41% de inversión en esta área.


3/4.- Etapa de desarrollo.

Va desde los años 80 hasta mediados de los 90.

Aquí el empoderamiento de las empresas coreanas era evidente. Ya habían encontrado el camino para liderar proyectos de innovación.

En esta etapa el sector público vuelve a tener protagonismo al facilitar el camino de las empresas para crear sus propios centros de I+D. Así la inversión en esta materia aumenta significativamente a 2,32% en 1994.

A partir de este momento la inversión en innovación pasa a ser mayoritariamente por parte de las empresas privadas.


4/4.- Etapa de Madurez.

Va desde mediados de los 90 hasta la actualidad.

Es una etapa que requiere de reinvención por parte de todos los involucrados en el sistema productivo (empresas, gobierno, universidades e interesados) que permita implementar un sistema de innovación creativo para que se sostenga a largo plazo en el que se tome en cuenta a las pymes posibles portadoras del gen de innovación.


Conclusión.

A lo largo de la historia de innovación de Corea del Sur ... de 50 años!!!!, se resalta la participación positiva del sector público con políticas distintas en cada etapa que incentivan la confianza de los otros sectores para unirse al proyecto de innovación del país.

Pero, igualmente el espacio dejado, planteado y pensando para el sector privado no es menor, de hecho se realza, reconoce y apoya, pero no como dos ejes de desarrollo, sino como uno.

El caso de Corea del Sur, en materia de políticas de innovación, es totalmente replicable (que no es lo mismo que copiar) en cualquier región que desee impulsar la innovación.

No obstante, el éxito estará en el arte de combinar las buenas prácticas realizadas o a ejecutar en cada etapa del proceso, y que han sido resaltadas en este post.

Es clave establecer el deseo de contar con una cultura innovadora en la región que se desea implementar.

Corea no apostó por el corto plazo, ha apostado por una planificación de largo plazo y en preparar una ciudadanía y equipos para conseguir las metas. 

Y este es el reto de gobiernos, sector privado y sector social: saber construir políticas de innovación sólidas que construyan un marco de innovación sostenibles, alineadas a cultura, inversión y prioridades de financiamiento ... y que sea una política transversal a los gobiernos, un acuerdo nacional.


___________________________________________
Referencia citada:


martes, 24 de noviembre de 2015

¿Es posible innovar desde la comunidad? y el #Marketingcolaborativo

¿Porqué es posible ver la comunidad como protagonista de sus propios cambios? Un análisis desde el ejemplo del Marketing Colaborativo.

La palabra innovación en estos tiempos ha permitido que cada vez más se creen formas de re-inventar la economía, el comercio, el manejo empresarial ... por tanto el marketing no podía quedar fuera de esta ola.

En las líneas que siguen estaremos conversando sobre innovación, mostrando la posibilidad de ver a la comunidad como protagonista de sus propios cambios. desde el marketing colaborativo.

Quiero aclarar que este post surgió como reacción ante tanto escrito relacionado con la colaboración, con invitar a actuar colaborativamente (como si el ser humano nunca se hubiese organizado para colaborar con algo), o porque simplemente está de moda añadir la palabra "colaborativo" a cualquier término para darle un uso de adverbio recuperado seudo-innovador.  


El marketing colaborativo. 

Es un concepto que surge dentro de la economía colaborativa, en la que se busca ver al consumo de una manera distinta, en que el uso prime por encima de la posesión.


En defensa del consumo colaborativo - Rachel Botsman (traducido al castellano)

Forzando los conceptos, para que se dé la economía colaborativa se utiliza el marketing colaborativo, una forma de conectar al consumidor del producto o servicio con su marca favorita.

En este concepto la relación de cooperación es de suma importancia y las tecnologías juegan un papel de intermediario para facilitarlo. Y sobre este aspecto, las TIC adquieren un rol relevante. Sobre cooperar y colaborar expuse un análisis comparativo en este post ("Cooperar y su relación con la idea de colaboración es que con las TIC son dos cosas y una a la vez").

Las redes sociales es el escenario que comunica al consumidor con su marca, y a través de ellas las empresas pueden saber de fuente directa el impacto que su producto tiene en la comunidad.

Pero también un gran número de plataformas están surgiendo como intermediarias del marketing colaborativo ayudando a comunicar personas que tienen una necesidad con quienes pueden satisfacerla.


La confianza: un valor que prima en el marketing colaborativo.

Pero este nuevo modelo se basa en la confianza, los consumidores de un producto o de un servicio necesitan confiar en su marca y viceversa ... las marcas necesitan confiar en sus clientes.

Y si existe una plataforma intermediaria, ambos tendrán que confiar en ella. La confianza es una relación que se construye con la interacción constante y al largo plazo.

Si no existe confianza no existe una relación sana por tanto las respuestas no serán adecuadas. Así que dentro de los nuevos valores organizacionales deberá privar construir la confianza.


La innovación: una nueva manera de introducirse en las empresas.

En esta nueva economía el consumidor participa de la compra, no actúa como un ser pasivo que compra y consume, sino que además pasa a ser un ser activo al servirse de las redes para opinar y recomendar su producto favorito.

Pero a la vez, es un arma de doble filo. Si lo ofrecido no es de calidad se sabrá más rápido que en la economía tradicional, teniendo un efecto búmerang sobre la empresa que puede afectar sus ventas e incluso desaparecer si es muy pequeña o no se tiene capacidad de respuesta.

Las empresas deben aprender a canalizar esta situación para su beneficio, el de la marca y el de sus consumidores. ¿cómo?, muy fácil, estando atento a lo que se dice y procurando los cambios que se proponen por parte de los clientes.


Entonces, ¿no es esta una forma de introducir innovaciones a las empresas?

Definitivamente, esta es la manera más económica y exacta de procurar los cambios que se requieren.

Volviendo a la pregunta inicial ¿es posible innovar desde la comunidad?

Queda claro que nada más es posible, pues esta relación que siempre ha existido solamente que ahora con el potencial de manejar gran detalle.

Ahora es ya un hecho esta relación y es la forma más económica y directa que hasta ahora se haya logrado de innovar para las empresas.

Solamente hay que evitar confundir marketing con estadística detallada, y marketing colaborativo con marketing de nichos específicos. Y, que la comunidad no se ponga cómoda sabiendo que ahora las empresas pueden predecir sus necesidades, sino que deben saber exigir. ¿O no?


martes, 10 de noviembre de 2015

#Smartening ¿debe preocuparnos el control social? -#egov #ogov #smartcity

¿qué ocurre con el control social cuando la tecnificación es masiva y además urbana?

Es tan normal que nuestros datos circulen por redes digitales que la verdad nos hemos convertido en vigilantes vigilados, de un control social permeado, mutidireccional. Y además, ¿qué ocurre con el control social cuando la tecnificación es masiva y además urbana? 

De eso se trata este post, de analizar el control social desde su oscuro origen e invisible cotidianeidad, hasta el impacto en las SmartCity lo cual es extrapolable a cualquier organización de actividad humana tecnificada. 

En este post dos cosas se abordan, de evitar la paranoia distópica de una sociedad de control, y de preocuparse "del detalle" de que al parecer pasaremos de una sociedad hiperconectada a una sociedad del control.


Control Social: no seamos paranoicos, seamos conscientes. 

Quienes vivimos en ciudades digitalizadas o que van corriendo a serlo, debemos pensar en qué ocurre cuando estamos rodeados de dispositivos de captura y procesamiento de datos, que por un lado nos graban, registran, monitorean y por otro lado permiten almacenar y procesar esa información de forma cómoda a agentes privados y públicos. 

La posibilidad de control social existe hace bastante tiempo, y de hecho funciona muy bien. Por ejemplo:

  • el marketing focalizado que hacen empresas (desde las tiendas de barrio que anotaban en su libreta las deudas de los clientes, hasta las estrategias de uso de información de Google o Facebook), o 
  • el uso de e-CRM político (comunes para capturar tendencias de opinión ciudadana) o de estrategias de gobierno inteligente (paso siguiente al gobierno electrónico) por parte de gobiernos. 

Ahora la preocupación es que estas cosas son "normales".

Aparte, el control social se da con regulaciones empresariales y públicas sobre lo que se puede hablar, informar, escribir u opinar. Desde contratos empresariales hasta leyes al respecto, ya contienen la idea de control social. Esto llevado a la libertad de expresión, hablemos del sector público o del sector privado, la cuestión ahora es que el tema es más visible y por lo mismo debe precautelarse mucho más.

Tras estos nombres ocurre lo mismo: capturar y usar miles de datos en dispositivos ahora potenciados con la wearables o la Internet de las Cosas, almacenados en Cloud, y procesados con Big Data y Big Analysis

Antes de seguir algunas precisiones pues es común que lo digital requiere definir fronteras, si es que las hay, para luego hablar del control social

  • Aquí no distingo entre público y privado. Primero, porque lo privado es público del momento que depende de personas que son parte de lo púbico, lo cotidiano, y porque las personas no vivimos privatizados, sino en comunidades (aunque rodeados y usuarios de muchas cosas privatizadas). Segundo, porque las fronteras público-privadas, ya sea por cuestiones legales o ilegales, están fundidas en complejas relaciones económicas que en suma son reguladas por normas y directrices gubernamentales (que aunque su origen quizás sea de un grupo de interés o presión, al final pasa por lo público). Y, tercero, porque si eso del de gobierno abierto funciona, lo privado deja de tener sentido. 
  • Aquí no fustigo la digitalización contemporánea y post moderna. No, el control social viene de antes de las computadoras, y el control social informatizado es más antiguo que internet. Tampoco aludo a una distopia digital, ya que no tiene sentido hablar de un futuro posible cuando ya se vive hace años, ni tampoco se quiere decir que todo sea tan negativo. Tampoco se trata de "malignizar" el cloud, el bigdata o la Internet de las Cosas, sino más bien de decir lo que pasa si se mal usa.

Pero este control social no es solamente indistinto entre privado y público, sino que es multidireccional entre las personas. 

Por ejemplo, así como los datos en redes sociales son usados por empresas para detectar comportamientos de compra y por la policía para detectar comportamientos delictivos, también esos datos son usados por delincuentes para analizar posibles víctimas, redes de pedofilia buscan menores de edad, o simplemente miramos lo que hacen otros y establecemos estrategias de relación. 

O sea, el control social es inherente al ser humano y por tanto a sus organizaciones o formas de organización.


Control Social en la postmodernidad: caso SmartCity.

El Control Social no es un tema nuevo cuando los gobiernos (públicos y empresariales) aprovechan tecnificación.


Smart City: interconnected city

Internet como redes de gobierno: postura de Deutsh. En 1971 Deutsch en su libro Los Nervios del Gobierno  resaltaba el músculo cerebral que un gobierno gana cuando tiene datos, información y conocimiento. La idea es simple: un gobierno no es robusto si es fuerte, por ejemplo, policialmente, sino será poderoso si sabe usar la información. Por eso su libro alude a los "nervios", no al "músculo". 

Lo importante del trabajo de Deutsch es que ya introdujo los sistemas de información y comunicación (SIC) como ejes de la fortaleza de un gobierno. En su momento, esto aplicaba a lo netamente gubernamental, pero ahora es aplicable al gobierno y la gobernanza. 

Y mientras los SIC se limitaban a lo estrictamente estructural y funcional de una organización burocrática, con las nuevas tecnologías y el homogeneización de las estructuras organizacionales y los conceptos público-privados, lo que eran los SIC ahora son redes globales transfronterizas que permean entre sí gobiernos gubernamentales y corporativos a través de las personas. 

Deutsch no levanta banderas rojas sobre el control social, pero deja muy en claro que información es poder y conocimiento es control. 

La ciudad benévola y sin costuras de vigilancia: preocupación de Sadowski y Pasquale. Más recientemente, en el 2015, Jathan Sadowski y Frank Pasquale en su paper "The Spectrum of Control of Control: a social theory of smart city", llaman la atención sobre algunos de los aspectos negativos de las ciudades llenas de redes de sensores inteligentes. 

Sadowski y Pasquale destacan que en la actualidad se refuerza mucho que en una ciudad smart existe demasiada propensión a asumir que una inteligencia benévola anima la proliferación de redes de sensores y mecanismos de control a instalar. 

A ellos les interesa que las ciudades inteligentes ofrezcan redes que proporcionen un pequeño escape a un tejido social urbano que aporta niveles de estrés mayores conforme las ciudades crecen y por lo mismo deben carecer de costuras de vigilancia. 

Ambos autores recalcan, que de existir una red de vigilancia, que como expuse anteriormente ya existe, pero débil en términos relativos a los nuevos dispositivos y posibilidades de procesamiento presentes, como los sistemas de reconocimiento facial, o el rastreo de movimientos de personas gracias a teléfonos inteligentes rastreados GPS o balizas, por ejemplo. Y esto les preocupa y dejan claro que en este asunto hay una bandera roja.

Todo depende de las personas y la moda. Todos los autores comentados dejan claro que dependiendo de la persona que utiliza la tecnología, la recopilación de dicha información podría ser visto como beneficioso o insidioso. 

  • Dependencia humana. La igualdad democrática queda en manos de un funcionario o empleado, ya no de un presidente o un equipo de gobierno (si bien en suma -idealmente y teóricamente- un presidente de gobierno es un funcionario debido a sus ciudadanos, y un directivo empresarial es un empleado de sus clientes). 
  • Dependencia de modas. El fenómeno Smart es un fenómeno político y económico. Claramente Smart permite una mejor gestión del vivir en un ciudad lo cual mejora el desarrollo y crecimiento de inversiones de una ciudad, y claramente tecnificar una ciudad ha abierto un camino ancho a inversiones altas muchas veces justificadas por "tener lo que otra ciudad tiene". 
Los principales actores corporativos y gubernamentales trabajan duro para empujar el smartening con elegancia y modernidad, con el fin de que sea percibido como ideal, se empujen a líderes de la ciudad, y se cree una órbita de inversores. Sin embargo, los hechos no necesariamente podrían demostrar que esto sea así o vaya a ser así ... todo depende de personas y modas. 


El smartening requiere reflexiones sobre el cambio social y cultural que supondrán nuevos niveles de tecnificación urbano-digital.

Las ciudades smart antes de tecnificar analizan el impacto de la tecnología, no despliegan tecnología. En estas ciudades los gobiernos locales se ocupan de las preocupaciones de los ciudadanos de que los sensores y otros sistemas inteligentes puedan usarse de una manera que invada la privacidad de las personas. 

Por ejemplo, Kansas City aprobó una resolución de comprometerse a seguir las mejores prácticas de privacidad de datos, y el alcalde creó el Consejo Asesor de Smart City para ofrecer orientación sobre cuestiones de privacidad.

¿Las posturas de Deutsch, y de Sadowski y Pasquale serán reales o exageran?
¿El smartening es un problema de las ciudades o de dejar la tecníficación en manos irresponsables?  

________________________
Referencia citada en este post

  • Deutsch, Karl. (1971). Los Nervios del Gobierno. PAIDOS. 274 pp.

viernes, 6 de noviembre de 2015

#Mafalda e #innovación ¿qué es el modo combinado HCI-CTI?

La innovación debe operar en un modo combinado CTI+HCI, pero ¿cuáles son esos modos y cuales pueden ser las combinaciones, y son todas las posibles?

Ahora traigo una propuesta que parece estar más acorde con los planteamientos que vengo proponiendo, se trata de un modo de innovación que combina el Hacer, Usar e Interactuar (HUI) con el de la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) que ya ha sido planteado por algunos investigadores. 

No se trata de modos o enfoques determinantes, ni de conceptos muy recientes, sino de comenzar a trabajar la innovación como procesos que compaginan diversos tipos de innovación: incremental, radical, etc. Y HUi y CTI son un excelente constructo conceptual aplicado que permite ver que la innovación opera en modos combinados.

Todo esto viene de que la propuesta de innovación de un modo combinado es una alternativa que supera a la propuesta del modo de innovación lineal de la que hablamos en un post anterior y quedó demostrado que resulta insuficiente por estos días. Si se quiere profundizar sobre esta crítica al modo de innovación lineal (I+D+i) puedes ir post “el error de la I+D+i y su linealidad”


Entre Hacer-Usar-Interactuar y Ciencia-Tecnología-Innovación. 

Con este aporte de HUI y CTI buscamos dar soluciones a las políticas de innovación que se adoptan en la región. De allí, que la propuesta de innovación de un modo combinado se basa en que los hechos empíricos resumen una importante implicación política: “no existe una política de talla única, es decir, no existe una estrategia óptima o la mejor estrategia de innovación para la promoción de la competitividad e innovación en distintas industrias y en distintas regiones y naciones en una economía global del conocimiento” (citado por Asheim)

Es por ello que la política de innovación que se adopte en una región dependerá principalmente del análisis de las respectivas estructuras empresariales, y los entornos y sistemas sociales e institucionales, es decir, las políticas de innovación han de ser adaptables y sensibles al contexto

Las nuevas investigaciones confirman que una combinación de los modos de innovación podría ser la más eficiente; las empresas que han estado utilizando intensamente la modalidad CTI se podrían beneficiar más si prestan mayor atención a la modalidad HUI, y viceversa. 

En este sentido, y a nivel de las empresas, estas dos modalidades de innovación pueden y deberían coexistir en las mismas. 

Sin embargo se aplicarán en distintas combinaciones dependiendo de la(s) base(s) de conocimiento dominante en la industria regional. Para comprender mejor estos modos combinados veamos cada uno por separado. 


¿Qué es la innovación? ... ideas elementales.

Primero, el Modo de CTI es una estrategia que se centra en la innovación radical y en la mejora continua de productos complejos basando su éxito en la fuerte inversión en capital humano, se centra principalmente en un único sector o tecnología en una determinada región. 

Se considera como la perspectiva tradicional lineal de la innovación que empieza en la ciencia básica y acaba en nuevos productos. Dentro de esta categoría se encuentran países como Finlandia que ha perseguido una estrategia basada en la ciencia aplicada y orientada a la alta tecnología, fundamentalmente científica, que se centra en la innovación radical de productos; y, Suecia, que adopta una estrategia basada en la tecnológica de innovación de procesos y mejoras de productos complejos. Sus enfoques las hacen estar a la cabeza en el ranking de países en inversión en I+D (Suecia 4% y Finlandia 3,8%). 

Este tipo de estrategia podría decirse es un modo restrictivo de la innovación, el cual resulta problemático a largo plazo debido a la poca diversidad de innovaciones que se produce y su difícil acceso para todo público. 

Segundo, el Modo HUI es el modo de innovación primitivo en el que se basaban las empresas con una perspectiva neo-evolutiva de innovación y el que se ha aplicado rústicamente a lo largo de la historia. 

Este modo de innovación descansa sobre procesos informales de aprendizaje y en el know how (saber hacer) basado en la experiencia. 

Es un modelo impulsado por el usuario, mercado o demanda, centrado en la producción de innovaciones incrementales y cuya oportunidad de éxito se basa en la generación de competencias, en innovaciones organizativas y los modos de organización regional. 

Lo bueno de este modo es que nos permite pensar que no sólo los sectores y las empresas de alta tecnología e intensivos en I+D son los únicos que pueden innovar, sino también las empresas y los sectores de baja y media tecnología, entendiendo que la innovación no equivale a intensidad en I+D, sino que es algo más. 

Dinamarca y Noruega pusieron en marcha una estrategia basada en el mercado y el usuario, caracterizada fundamentalmente por innovaciones incrementales que no se basan en I+D, sino que utilizan principalmente una base de conocimiento sintético y simbólico con resultados tan buenos como los basados únicamente en I+D. 


Pero, ¿cómo se adopta un modo de innovación? 

Las empresas adoptan una forma preferida de innovar, basada en un tipo de conocimiento, el cual puede ser: analítico, sintético y simbólico, o en la combinación de ellos. 
  • El primero, el conocimiento analítico, se refiere al conocimiento universal y teórico, se corresponde con el fundamento para el análisis que se refiere a entender y explicar las características del mundo natural (ciencia natural/saber por qué). 
  • El segundo, el conocimiento sintético, viene del conocimiento técnico, instrumental, específico a un contexto y relativo a la práctica, se corresponde con la síntesis o creación de conocimiento de integración, que se refiere a diseñar o construir algo para lograr unos objetivos funcionales (ingeniería / saber cómo). El aprendizaje de este tipo de conocimiento se da interactuando con los clientes y proveedores aunque en esta tipología también cabrían otros agentes como el aprendizaje por colaboración inter-empresas, por ejemplo. 
  • El tercero, el conocimiento simbólico, se refiere a que el fundamento principal de las actividades que hacen uso del conocimiento simbólico es la creación de realidades alternativas y la expresión del significado cultural provocando reacciones en la mente de los consumidores mediante la transmisión en un medio sensual y afectivo, y es quizás el tipo de innovación pre-histórico que conocemos. 
La cuestión es clara, la innovación debe operar en un modo combinado CTI+HCI basado en los tipos de conocimientos que vimos anteriormente como una alternativa de un modo superado el cual podría considerarse una estrategia dinamizadora para fomentar la innovación regional. 

Ahora bien, la cuestión es cómo conseguir combinar estos dos modos de innovación, pues a la hora de combinarlos, la distancia cognitiva y cultural entre ellas resulta crucial, estoy seguro que muy pronto veremos que la práctica profesional de la innovación, y no como un "volador de luces" mostrará que la gestión y la gerencia de innovación es un continuo de modos que no está limitado a HUI y CTI solamente. 


El dilema de Mafalda. 

De este análisis reflexivo se aprecia que en realidad en la innovación convergen muchas cosas y es difícil encontrar "el modelo". 

Como en el chiste de Mafalda con que inicio este post, cuando se busca la felicidad como se intenta con la innovación como solución-panacea a problemas económicos, nos pedirán el modelo ... pero ¿existe? ¿qué crees?

jueves, 5 de noviembre de 2015

#Innovación: de los #croods a la era #digital

El concepto de la innovación sigue siendo un término utilizado para dar solución a los problemas de productividad y desarrollo que se presenta hoy día, pero su utilidad en el tiempo ha cambiado.

El concepto de la innovación sigue siendo un término utilizado para dar solución a los problemas de productividad y desarrollo que se presenta hoy día, pero su utilidad en el tiempo ha cambiado. 

Es por eso que he querido aportar con este post un resumen de la evolución que ha tenido este concepto en la sociedad desde la pre-historia hasta la era digital para que sirva de guía a todo aquel que quisiera implementarlo en la práctica o ampliar la teoría que existe sobre este tema. 

Esto ha sido producto de mi trabajo e investigación en el tema durante muchos años en el que me he interesado sobre la materia, ya sea como conceptocomo noción


La innovación, desde la pre-historia hasta el renacimiento: un término maligno.  

A lo largo de su historia la innovación no siempre fue una cuestión positiva, así comencé un post ya hace un tiempo denominado “La innovación a lo largo de su historia” que lo puedes profundizar si así lo deseas, aquí sólo te presento un resumen de lo que la innovación fue en un inicio. 

Debido a que la innovación estaba asociada a lo desconocido y lo desconocido no siempre fue muy bien recibido, porque producía temor e inseguridad, la innovación fue de difícil aceptación en los primeros tiempos y ocurrieron o se manifestaron innovaciones por accidentes o por el carácter decidido de muy pocos que lucharon contra la corriente de su época, pues era un término visto como algo maligno.

Nada mejor para comprender lo que este término significó que analizando la película de “Los Croods” una aventura pre-histórica para niños que puede hacer comprender de una manera muy didáctica cómo se vivió la innovación en la pre-historia y por qué los procesos de cambio fueron tan lentos. Se aprecia cómo lo nuevo innova ante cada paso de la evolución de la humanidad. Todo se resume en una frase de la película: "lo nuevo es malo, nada debe cambiar".


Los Croods: Trailer (2013)

Mucho después, aún en el renacimiento la innovación se asociaba con herejía época en la que era preferible no ser innovador pues podía costarte la vida. 


Innovación: el difícil cambio de paradigma


La innovación, desde la revolución francesa hasta el Siglo XIX: Una actividad clandestina. 

La innovación comenzó a asociarse con el término revolución y muchos intelectuales comienzan a fascinarse por lo novedoso, lo prohibido. 

Es en esta época en que su término comienza a ser importante en la práctica sobre todo en el área técnica y es quien permite la entrada de la revolución industrial. Sin embargo, en teoría nadie habla de este término, pues sólo se habla de lo novedoso. 

Pero aparece en esta época el método científico que permite concebir la innovación de otra manera, comienzan a aceptar que la evolución estaba más cerca de la razón que de la herejía; por lo que comienza a dársele el beneficio de la duda. 

Es de ésta manera cómo aún sin ser completamente aceptada en la sociedad aquellos más escépticos comienzan a vivir con ella sin molestarse aunque siempre con atención. 


La innovación como iniciativa al desarrollo económico: un término netamente económico. 

Es la época dorada de la innovación, su máximo representante es Schumpeter quien en 1911 publica en alemán su libro “Teoría de Desarrollo Económico”, en donde propone que el empresario y la innovación son las fuerzas del desarrollo económico


  • Las investigaciones de Schumpeter partían de que la introducción de las innovaciones era algo que se producía, en primer lugar, de forma natural en el proceso de crecimiento de las economías. 
  • En segundo lugar, contribuyó a situar el fenómeno de la innovación en la posición central de los procesos de desarrollo (formulando el principio de la destrucción creadora). 
  • En tercer lugar, reconoce que la innovación es un proceso condicionado por los resultados que los innovadores obtienen en el mercado, y que el proceso de innovación ocurre en condiciones de competencia dinámica; es decir, de competencia imperfecta. 
Schumpeter distingue entre innovación, invención e imitación.  

Para él la innovación es la actividad principal asociada a los procesos de cambio tecnológicos, mientras que la invención sería externa al proceso productivo, como son los descubrimientos científicos, por otro lado, la imitación sería una actividad irrelevante, difusora tan sólo de la nueva tecnología. 

Sin embargo, el pensamiento que dominó la época de Schumpeter fue la de los economistas soviéticos de la década de 1920 quienes consideraban que el crecimiento económico era proporcional a la inversión en bienes de equipo. 

Posteriormente, con los trabajos de Solow, se sostiene que el progreso tecnológico es lo que permite aumentar la productividad de la mano de obra a través de tres elementos: maquinarias-equipos, conocimiento y nuevas ideas. 

Lucas, en 1988 basándose del modelo de Solow, señala que el aumento de la productividad se produce, además, como consecuencia de la introducción de personal altamente calificado lo que genera externalidades en el sistema productivo. 

Pero no es sino a partir de las teorías evolucionistas de Nelson y Winter, cuando se señalan que las empresas son organizaciones, diferentes unas de otras y con distintos niveles de rentabilidad que transportan las tecnologías y que pueden mejorar a través del aprendizaje y favorecer la difusión de su uso en la industria, aunque con un resultado incierto, son considerados los padres de los sistemas de innovación. 

Posteriormente con Grossman y Helpman, se piensa que la inversión en investigación y desarrollo (I+D) estimula la introducción de bienes de equipo y produce la difusión del conocimiento sobre el sistema productivo, lo que reduce los costes y aumenta la productividad. 

A partir de aquí comienza a ser un término empresarial siendo su máximo exponente Peter Druker


La innovación en el Siglo XXI: la solución para todas las dimensiones. 

La innovación había llevado a las empresas a su máximo desarrollo pero también a graves problemas de sostenibilidad. 

Se piensa que este término podría revertir cualquier situación merecedora de cambios. Así, pasa a ser parte esencial en nuestras vidas y es el soporte de los nuevos modelos de desarrollo, ya no ve solamente como el motor de la economía de los pueblos sino como la esperanza del cambio social y un futuro sostenible. 

La innovación ya no es exclusiva de las empresas y los empresarios. Ahora es un concepto que se traslada de la esfera económica y empresarial a la esfera social, ecológica, política, cultural y hasta personal. 

Las tecnologías de Información y Comunicación (TIC) juegan un papel esencial en su desarrollo consolidando la utopía de superación continua, pues ya no concebimos al mundo sin ésta, al menos que le observemos como una distopía (para profundizar en los términos de “la innovación entre utopía y distopía” puedes ir a un post que cree especialmente para explicar estos términos. 

Así la innovación pasa de un desarrollo lento en la pre-historia a un cambio violento en la era digital. 

Ahora, es necesario que actúes como un innovador ... ¿o no lo crees?

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana