lunes, 7 de diciembre de 2015

#Innovación y matriz productiva: ¿más o menos #techstars?

Los techrocks o nuevos rockstar representan en la sociedad una manera fresca de pensar en el presente con miras hacia el futuro.

La innovación sigue siendo el tema central para el impulso del desarrollo de todos los países. Encontrar las mejores políticas de innovación es un tema que necesita de la colaboración de todos los sectores: gobiernos, empresas, universidades y todos los involucrados. Pero, en este nuevo -o quizás viejo- ecosistema, ¿qué rol la cabe a los techstar?

Planteó esta relación viendo la necesidad de la selectividad productiva (ligada al diseño de una matriz productiva) basada en políticas públicas y donde los nuevos techstars que surgen muchas veces de fuera del ámbito formal de las organizaciones públicas o privadas, permite ahora vislumbrar son un binomio que podría dar una solución a las políticas de innovación que se deben implementar. 

Búsqueda de sectores para la selectividad productiva.

La selectividad productiva es una necesidad de elección que debe hacer un gobierno o una empresa a la hora de otorgar financiamiento o privilegios a un sector. Una buena selectividad productiva produce diseño de nuevas matrices productivas potentes y sostenibles. 

La selectividad productiva se origina por parte del gobierno cuando de una manera directa estimula la inversión en algún sector particular o de manera indirecta a través de distintas restricciones y subvenciones que realiza en algún momento determinado hacia algún sector. 

Algunos opinan que la selectividad productiva causa un daño a los sectores no favorecidos con esta política, que aunque no sean claves para el momento, podrían aportar importantes beneficios futuros a la economía de un país. 

Además la participación de todos los sectores en una economía es necesaria para el desarrollo, incluso hasta para hacer crecer al sector más fuerte de una país. 

Pero por otro lado, está quienes piensan que la selectividad productiva es una medida viable y hasta necesaria para el financiamiento y la organización de un Estado, pues es imposible poder impulsar a todos los sectores de la misma manera y en el mismo momento. 

Entonces, la pregunta que surge y que queda al aire es que si la selectividad es un hecho necesario nos guste o no, estemos de acuerdo o no ¿Cómo elegir acertadamente los sectores de mayor oportunidad para el desarrollo de un país? y ¿la selectividad debe ser originada desde un funcionario o empresario, o estos actores deben promover o estar atentos a donde se mueven los nuevos espacios de selectividad?


Los techrock como los nuevos rockstar.

Encontramos un grupo de jóvenes abocados a la tecnología y el emprendimiento a los que se han denominado “techrocks”,  palabra que trata de comparar la euforia que despierta por estos días la aptitud tecnológica de los jóvenes con la euforia que ocasionaban las estrellas del rock (los llamados rockstar). 

Los techrocks representan en la sociedad una manera fresca de pensar en el presente con miras hacia el futuro. Son como una especie de semilla de una gran cantidad de emprendimientos de distintos sectores enfocados en cubrir las necesidades del presente y creando nuevas maneras de afrontar los problemas. 

Los techrocks son los grandes impulsores de una cultura innovadora de cualquier sociedad, pues una cultura innovadora se puede crear solo a partir de los pensamientos, sentimientos y actuaciones que realicen las personas creativas y productivas ... y que están muchas veces fuera de donde políticos y empresarios se mueven.

Entonces, así como muchos rockstar han creado nuevos estilos musicales o han impulsado tendencias, nos podemos preguntar ¿valdría la pena impulsar el sector de los techrock para dinamizar el desarrollo de un país? 


Los techrock son un sector prometedor para políticas selectivas.

Parece que las respuestas surgen de inmediato como una posible idea. Si los techrocks con su creatividad e innovación emprenden cada vez más ideas de negocios y de solución social de una gran cantidad de sectores valdría la pena priorizarlos en las políticas selectivas. 

La cuestión es si realmente se les atiende. No confundir con crear eventos para atraerlos (ojo, nunca van todos) o concursos para motivarlos, con darles espacio. Hay que pensar que un techstart como un rockstar puede dar lugar a un nuevo sector económico y ha veces esto "choca" con planes estratégicos y políticas públicas de desarrollo.

Tampoco se trata de decir "promoveremos el sector TIC" o "fomentaremos el emprendimiento y la innovación", hay que crear al techstar un sistema donde se sientan cómodos para crear y donde crezcan intelectualmente y económicamente

Si así es, se completa armoniosamente una matriz productiva que impulsa la innovación involucrando a la mayor cantidad de sectores posibles. Es una nueva forma de transformación productiva donde el foco no está en el sector a impulsar sino en impulsar al sector que crea y define los sectores. 

________________________________
Referencias:

miércoles, 2 de diciembre de 2015

#Liderazgo: ¿Conoces estas 7 ideas de liderazgo efectivo?

Nunca confundas "hacer" con "lograr". "Hacer" es coste. "Lograr" es beneficio.

Hace un tiempo atrás, comenté la relación entre liderazgo y estupidez organizacional a partir de ideas del libro "La estupidez organizacional" de Enric Lladó e Igor Goienetxea. 

Ahora sigo con este libro y extraigo de él siete metáforas de cambio que presento a partir de su idea central y amplio con un comentario ligado al rol del líder y del liderazgo (que anteriormente relacioné en este post: "Líder y liderazgo: el liderazgo ante el líder...").  


Simon Sinek. porqué los buenos líderes dan seguridad

Si se desea, antes de pasar a estas siete ideas, se puede consultar el post donde hablo de la relación entre el liderazgo y la estupidez organizacional haciendo click aquí
  1. Nunca confundas "hacer" con "lograr". "Hacer" es coste. "Lograr" es beneficio.
    • La historia organizacional lo demostró, no se trata de "pensar, hacer, hacer, hacer", sino de "pensar, pensar, pensar, hacer", y que es probable de es más importante no hacer nada, pues hacer tiene un coste. Un buen líder mueve la acción del hacer al lograr, y el liderazgo efectivo "logra" cosas.
  2. No temas al que duda en seguir la regla, sino al que sigue sin dudarla.
    • Una cosa es clara ... mantener el status quo, el inmovilismo garantiza mucha seguridad, pero también es cierto que salirse de la norma tiene más beneficios que otra cosa. Ojo, no se trata de saltarse todas las reglas, sino de saber que las reglas funcionan para un cierto escenario y condiciones, y que la realidad supera en escenarios y en condiciones a las reglas y a la cantidad de reglas. Un líder sabe el límite de la regla, y el liderazgo promueve un pensamiento capaz de saber cuando la regla está obsoleta en una determinada situación y cuando es válida. 
  3. Aunque piense en grande, habla en concreto y actúa en pequeño.
    • Soñar es bueno y es saludable e innovador, pero las organizaciones y las personas viven y vivimos en una cotidianeidad que requiere resultados concretos. El líder debe moverse en estos niveles grande-concreto-pequeño y el liderazgo permitirá que las cosas ocurran en el momento oportuno.
  4. Dí lo que piensas o acabarás pensando lo que otros dicen.
    • Dicen que el "silencio otorga", pero más complicado es que quien no habla no se relaciona con el resto y la red de actores que le rodea sigue operando sin intervención de quien guarda silencio. El líder debe exponer sus ideas, y el liderazgo permitirá que estas ideas se desplieguen y den lugar a acciones.
  5. Quien pretende obrar milagros termina pactando con el diablo.
    • Esto es muy claro, hablar muchas ideas, o tener muchos sueños, o simplemente tomar decisiones pensando que lo conseguiremos todo, no resulta efectivo. Al prometer tanto, y no conseguir resultados, obliga a buscar aliados y fuerzas de apoyo inesperadas. El líder sabe que no hay milagros y en ocasiones se deben hacer renuncias o aceptar riesgos, y el liderazgo facilita tener la información para tomar la mejor decisión  con los recursos, actores y aliados necesarios. 
  6. Todo lo que asumas podrá volverse en tu contra.
    • Como dice la expresión "todo lo que diga podrá ser usado en su contra". Parece una norma no escrita pero asumir cosas es algo normal, y asumir es pensar que el mundo funciona según esos supuestos, y las decisiones se toman en función de presunciones. El líder no asume (ver este post donde se menciona que "hay que tener certeza en no suponer nada"), actúa de forma concreta y revisa sus supuestos, y el liderazgo permite que las asunciones, suposiciones, y presunciones se desvanezcan -aunque sigan existiendo y es natural que las haya-.
  7. Si crees que no puedes cambiar las cosas, estás en lo cierto. Si crees que las puedes cambiar, también.
    • Evidente. El futuro es incierto en todo momento. El error es pensar que controlamos todo (exceso de soberbia) o no controlamos todo (exceso de temor). El líder reconoce este acciones y se mueve en escenarios de incerteza, y el liderazgo permite gestionar esa incerteza para conseguir resultados.

siete ideas que, por un lado, vienen a resumir muchas actitudes necesarias en el líder y, por otro lado, vienen a definir las prácticas necesarias para que el liderazgo sea efectivo.




En suma presenté siete ideas que, por un lado, vienen a resumir muchas actitudes necesarias en el líder y, por otro lado, vienen a definir las prácticas necesarias para que el liderazgo sea efectivo. 


_____________________

Libro referenciado:
  • Lladó, Enric, y Goienetxea, Igor. (2014). La estupidez de las organizaciones. Editorial RIG (Rigden Institut Gestalt). 155 pp.



martes, 1 de diciembre de 2015

Política de #innovación: ¿Corea del Sur se puede copiar?

Cada país presenta sus particularidades en cuanto a cultura, inversión y prioridades de financiamiento en innovación. Y Corea del Sur es un buen caso si se sabe seguir.

Cada país presenta sus particularidades en cuanto a cultura, inversión y prioridades de financiamiento en innovación.

Pero resaltar las buenas prácticas que han dado resultados positivos en materia de innovación es importante para inducir debates que conlleven a crear las propias políticas de innovación.

Y ¿porqué importa ésto? Simple. Todos anhelan la innovación, desde el joven emprendedor o visionario, hasta la transnacional más consolidada. Quienes llevamos la innovación como parte del ADN emocional y profesional nos preocupa que todos disfruten de sus beneficios y no quede todo en algo pasajero y por eso repaso y resumo el caso de Korea del Sur.

Corea del Sur es un caso interesante de innovación, no porque sean exitosos, que lo son, sino por la forma cómo la enfrentaron. Y por supuesto hay que decir que cuando partieron tampoco las cosas estaban muy claras, pero al menos en perspectiva ahora hay un pensamiento maduro, más que un modelo maduro.




El desarrollo económico de Corea del Sur (John Duncan) 


Caso: Corea del Sur. 

Según el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), "Cómo repensar el desarrollo productivo", del 2015, el desarrollo de la innovación en Corea de Sur se dio en 4 etapas.


1/4.- Etapa de aceptación.

Etapa que va desde los 60 a los 70. Aquí se resalta una Corea que aprende haciendo.

En sus inicios se encuentra con escasez de capacidades tecnológicas en las empresas locales y con limitado capital humano.

Aceptando las deficiencias que se tiene, el gobierno compra tecnología y crea escuelas de ingeniería y ciencias aplicadas.

Esto se realiza pensando en el futuro crear infraestructuras para avanzar en la tecnología y la ciencia.

Y, de igual forma, se impulsa la inversión extranjera facilitando la transmisión de tecnologías e invierte 0,5% del PIB en I+D.


2/4.- Etapa Imitativa.

Va desde mediados de los 70 a mediados de los 80.

Se adaptan las tecnologías extranjeras pasando a los acuerdos a un nivel de transferencia tecnológica.

Ya no solo se quería atraer tecnología extranjera sino que además se quería aprender de ella.

El nivel de participación del sector público se hizo más activo, no solo se estaba invirtiendo en infraestructura y otorgando financiamiento sino que además participaba directamente en actividades I+D y transfería el conocimiento a las empresas privadas.

La participación y constancia del sector público en actividades de innovación aumentó la confianza del sector privado quien decidió invertir en I+D aunque en menor proporción que el Estado, alcanzando un total de 1,41% de inversión en esta área.


3/4.- Etapa de desarrollo.

Va desde los años 80 hasta mediados de los 90.

Aquí el empoderamiento de las empresas coreanas era evidente. Ya habían encontrado el camino para liderar proyectos de innovación.

En esta etapa el sector público vuelve a tener protagonismo al facilitar el camino de las empresas para crear sus propios centros de I+D. Así la inversión en esta materia aumenta significativamente a 2,32% en 1994.

A partir de este momento la inversión en innovación pasa a ser mayoritariamente por parte de las empresas privadas.


4/4.- Etapa de Madurez.

Va desde mediados de los 90 hasta la actualidad.

Es una etapa que requiere de reinvención por parte de todos los involucrados en el sistema productivo (empresas, gobierno, universidades e interesados) que permita implementar un sistema de innovación creativo para que se sostenga a largo plazo en el que se tome en cuenta a las pymes posibles portadoras del gen de innovación.


Conclusión.

A lo largo de la historia de innovación de Corea del Sur ... de 50 años!!!!, se resalta la participación positiva del sector público con políticas distintas en cada etapa que incentivan la confianza de los otros sectores para unirse al proyecto de innovación del país.

Pero, igualmente el espacio dejado, planteado y pensando para el sector privado no es menor, de hecho se realza, reconoce y apoya, pero no como dos ejes de desarrollo, sino como uno.

El caso de Corea del Sur, en materia de políticas de innovación, es totalmente replicable (que no es lo mismo que copiar) en cualquier región que desee impulsar la innovación.

No obstante, el éxito estará en el arte de combinar las buenas prácticas realizadas o a ejecutar en cada etapa del proceso, y que han sido resaltadas en este post.

Es clave establecer el deseo de contar con una cultura innovadora en la región que se desea implementar.

Corea no apostó por el corto plazo, ha apostado por una planificación de largo plazo y en preparar una ciudadanía y equipos para conseguir las metas. 

Y este es el reto de gobiernos, sector privado y sector social: saber construir políticas de innovación sólidas que construyan un marco de innovación sostenibles, alineadas a cultura, inversión y prioridades de financiamiento ... y que sea una política transversal a los gobiernos, un acuerdo nacional.


___________________________________________
Referencia citada:


¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana