lunes, 7 de diciembre de 2015

#Innovación y matriz productiva: ¿más o menos #techstars?

Los techrocks o nuevos rockstar representan en la sociedad una manera fresca de pensar en el presente con miras hacia el futuro.

La innovación sigue siendo el tema central para el impulso del desarrollo de todos los países. Encontrar las mejores políticas de innovación es un tema que necesita de la colaboración de todos los sectores: gobiernos, empresas, universidades y todos los involucrados. Pero, en este nuevo -o quizás viejo- ecosistema, ¿qué rol la cabe a los techstar?

Planteó esta relación viendo la necesidad de la selectividad productiva (ligada al diseño de una matriz productiva) basada en políticas públicas y donde los nuevos techstars que surgen muchas veces de fuera del ámbito formal de las organizaciones públicas o privadas, permite ahora vislumbrar son un binomio que podría dar una solución a las políticas de innovación que se deben implementar. 

Búsqueda de sectores para la selectividad productiva.

La selectividad productiva es una necesidad de elección que debe hacer un gobierno o una empresa a la hora de otorgar financiamiento o privilegios a un sector. Una buena selectividad productiva produce diseño de nuevas matrices productivas potentes y sostenibles. 

La selectividad productiva se origina por parte del gobierno cuando de una manera directa estimula la inversión en algún sector particular o de manera indirecta a través de distintas restricciones y subvenciones que realiza en algún momento determinado hacia algún sector. 

Algunos opinan que la selectividad productiva causa un daño a los sectores no favorecidos con esta política, que aunque no sean claves para el momento, podrían aportar importantes beneficios futuros a la economía de un país. 

Además la participación de todos los sectores en una economía es necesaria para el desarrollo, incluso hasta para hacer crecer al sector más fuerte de una país. 

Pero por otro lado, está quienes piensan que la selectividad productiva es una medida viable y hasta necesaria para el financiamiento y la organización de un Estado, pues es imposible poder impulsar a todos los sectores de la misma manera y en el mismo momento. 

Entonces, la pregunta que surge y que queda al aire es que si la selectividad es un hecho necesario nos guste o no, estemos de acuerdo o no ¿Cómo elegir acertadamente los sectores de mayor oportunidad para el desarrollo de un país? y ¿la selectividad debe ser originada desde un funcionario o empresario, o estos actores deben promover o estar atentos a donde se mueven los nuevos espacios de selectividad?


Los techrock como los nuevos rockstar.

Encontramos un grupo de jóvenes abocados a la tecnología y el emprendimiento a los que se han denominado “techrocks”,  palabra que trata de comparar la euforia que despierta por estos días la aptitud tecnológica de los jóvenes con la euforia que ocasionaban las estrellas del rock (los llamados rockstar). 

Los techrocks representan en la sociedad una manera fresca de pensar en el presente con miras hacia el futuro. Son como una especie de semilla de una gran cantidad de emprendimientos de distintos sectores enfocados en cubrir las necesidades del presente y creando nuevas maneras de afrontar los problemas. 

Los techrocks son los grandes impulsores de una cultura innovadora de cualquier sociedad, pues una cultura innovadora se puede crear solo a partir de los pensamientos, sentimientos y actuaciones que realicen las personas creativas y productivas ... y que están muchas veces fuera de donde políticos y empresarios se mueven.

Entonces, así como muchos rockstar han creado nuevos estilos musicales o han impulsado tendencias, nos podemos preguntar ¿valdría la pena impulsar el sector de los techrock para dinamizar el desarrollo de un país? 


Los techrock son un sector prometedor para políticas selectivas.

Parece que las respuestas surgen de inmediato como una posible idea. Si los techrocks con su creatividad e innovación emprenden cada vez más ideas de negocios y de solución social de una gran cantidad de sectores valdría la pena priorizarlos en las políticas selectivas. 

La cuestión es si realmente se les atiende. No confundir con crear eventos para atraerlos (ojo, nunca van todos) o concursos para motivarlos, con darles espacio. Hay que pensar que un techstart como un rockstar puede dar lugar a un nuevo sector económico y ha veces esto "choca" con planes estratégicos y políticas públicas de desarrollo.

Tampoco se trata de decir "promoveremos el sector TIC" o "fomentaremos el emprendimiento y la innovación", hay que crear al techstar un sistema donde se sientan cómodos para crear y donde crezcan intelectualmente y económicamente

Si así es, se completa armoniosamente una matriz productiva que impulsa la innovación involucrando a la mayor cantidad de sectores posibles. Es una nueva forma de transformación productiva donde el foco no está en el sector a impulsar sino en impulsar al sector que crea y define los sectores. 

________________________________
Referencias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana