sábado, 10 de diciembre de 2011

Comentarios etnometodologicos del #proyecto y su relación con las #TIC cuando dominan el #escenario #organizacional -#projectmanagement #lanus #argentina

¿Cómo se relacionan los proyectos con las organizaciones en el devenir contemporáneo donde las TIC/tecnologías dominan las actividades humanas?

Este post parte de la hipótesis de que el proyecto es un proceder etnometodológico, con lo cual los proyectos son el resultado de personas inter-operando -en relaciones empáticas organizadas- que pretenden generar construcciones y resultandos (o consecuencias de las consecuencias) cuyo fin es mejorar el futuro y producir algún tipo de desarrollo ... para alguien" ( © del autor ).

A partir de aquí, en este post se ofrecen varias perspectivas de relación entre organización, TIC y proyecto, sentando así un estado del arte que ayude a gestionar mejor los proyectos. En síntesis, se consigue articular y relacionar varias ideas que muestran por un lado que las TIC son unas desconocidas organizacionales en términos de sacarles mucho más partido y por otro lado que los proyectos aún no tienen suficientes herramientas o desarrollos teóricos y aplicados para mejorar su gestión más allá de los avances tradicionales ya conseguidos. Se observan más limitaciones, pero esto mismo da fuerza al hecho de que un proyecto resulta más útil cuando se conocen las incertezas.

Estas, y otras ideas, fueron presentadas en la charla "La gestión de proyectos hoy: cuando la tecnología domina el escenario organizacional" -Octubre 27, 2011, Lanús, Argentina-.  Ve post vinculados más abajo para ver el espectro de ideas tratadas en esta charla. 




El proyecto en la historia de las organizaciones 
Los proyectos siempre han existido, son potestad del hacer de las personas ... La evolución del conocimiento sobre los proyectos y su buen hacer ha estado ligado a eventos en que la humanidad ha requerido formas de organización más complejas. 


(Fuente imágenes: internet) - (Fuente cronología - varias fuentes)

El proyecto en la historia de las organizaciones tecnologizadas
El proyecto es una forma de organizar el caos natural de una organización de actividad humana, siendo un panel que organiza, ordena y estructura pero que sabe que la realidad es compleja, desorganizada e incambiable en muchos aspectos. En tal sentido, el proyecto permite que el sueño de consecución de una idea se haga viable a través de la percepción organizada de una realidad inalcanzable y que nos limita y ata. En este proceso de organización de la realidad, en ocasiones entre la realidad y los proyectos se interponen las organizaciones de actividad humana y el proyecto, en este sentido, busca organizar bajo la forma de proyectos lo que ocurre en las organizaciones. Sin ir más allá con esta idea, se puede acotar que ayuda 'un poco' que las tecnologías informáticas, las TIC, al aplanar las organizaciones, hacen un poco más fácil organizar esta realidad intermedia que son las organizaciones. Además, puede acotarse que el proyecto organiza una realidad sin desconocer ni olvidar que las personas se comunican por redes informales, con lo cual la organización que se planifica queda sujeta y suspendida de la organización informal. 


(Fuente imagen: Internet) - (c) Christian A. Estay-Niculcar

La organización en la historia de las organizaciones
Las organizaciones, como intento de organizar la realidad del trabajo, heredan vicios humanos propios de las personas. En tal sentido los proyectos deben manejar esta herencia o al menos reconocer que estos existe y es un hecho. Al decir esto, es obvio y de sensatez asentar que la historia o teoría de las organizaciones está marcada por la propia naturaleza humana de las organizaciones. 


(Fuente imagen: Internet) - (c) Christian A. Estay-Niculcar

El proyecto en las emociones
Al reconocer que los proyectos al relacionarse con las organizaciones se relaciona con personas, es obligatorio saber que se trabaja con emociones. Al ser así, el proyecto debe trabajar en entornos sociales donde coexisten y se confunden diversos tipos de configuraciones sociales. Como "en un proyecto se trabaja en equipo", estas configuraciones sociales en las organizaciones requieren precisar que en un proyecto se debe trabajar con equipos de profesionales y no con grupos de amigos, y nunca con equipos de amigos ni con grupos de profesionales (más ideas en "Trabajo en equipo y grupo de trabajo versus equipos de amigos y grupos de futbol ..." -Febrero 7, 2010). Estas configuraciones sociales hoy en día no escapan a la presencia de las redes sociales informatizadas (más ideas en "Las redes sociales ... 2010: resumen y conclusiones: nueva forma y modo de comunicación y transmisión de información" -Diciembre 22, 2010) que simplemente hacen más evidente estas diversas configuraciones sociales y que un proyecto debe gestionar tanto en el espacio de lo informatizado como de lo no-informatizado.  


(Fuente imágenes: internet) - (c) Christian A. Estay-Niculcar

El proyecto y la gestión del conocimiento
La verdad que a pesar de llevar varios años hablando de gestión del conocimiento, "seguimos con discos duros y el conocimiento siempre se va cuando un empleado o empleada deja una organización". Y se acepte o no, por las buenas o por las malas, las tecnologías ... las TIC ... siguen siendo un simple facilitador de repositorios de datos.


(Fuente imágenes: Internet) - (c) Christian A. Estay-Niculcar

Las TIC/tecnologías y el conocimiento
Aunque suene a demasiada filosofía o teoría, las TIC como base de sistemas de información informatizados, deben responder al principio de Variedad de Ashby, o simplemente que las TIC deben equilibrar la falta de información que un tomador de decisiones ante la mayor  variedad que genera la realidad o una organización. A pesar de los grandes esfuerzos de que esto se cumpla, las TIC siguen siendo un mediador entre personas y sistemas artificiales creados por el ser humano o representaciones humanas de la realidad, no entre personas y la realidad, y si se suma el hecho de que las TIC gracias Internet aportan grandes cantidades de información, las TIC aportan variedad adicional al tomador de decisiones, por tanto, en lugar de equilibrar el desequilibrio de información a veces lo superan.


(c) - Christian A. Estay-Niculcar

El proyecto y la academia
Como dice una canción, "estamos en la edad en que la certeza caduca". Con esto quiero decir que vivimos una época en que si la incerteza es lo único persistente y constante, se puede decir que en realidad la certeza siempre queda obsoleta, incluso la certeza de lo incierto. Visto así, se ha observado en el campo de la gestión de proyectos, que mucho se ha escrito para mejorar este campo de trabajo, pero siempre desde disciplinas que no se relacionan o desde perspectivas alejadas de la realidad, en suma, poco útiles a una perspectiva que debe ser interdisciplinaria y muy aplicada. En todo esto, las TIC no ocupan un rol importante dentro de estas supuestas aportaciones, y en muchos casos se reducen a un rol de procesadores de datos o como mecanismos de cálculo. No obstante, en los últimos años se han realizado intentos de acercar posturas disciplinarias desde el ámbito de la formación, buscando modelos de aprendizaje basados en TIC que permitan enriquecer el aprendizaje intrínseco en la actividad proyectual.   


(Fuente imágenes: Internet) - (c) Christian A. Estay-Niculcar

La dualidad tecno-organizacional
Las tecnologías viven una vida paralela a la organización y viceversa. Mientras a las tecnologías se les concede un rol organizacional pre-concebido, las tecnologías son interpretadas por las personas en el uso que las dan y con eso las tecnologías adquieren un rol distinto. Esto dificulta en un proyecto darle a las TIC un uso concreto, pero comprender esto ayuda a reducir cualquier incerteza sobre su uso. 


(Fuente imagen: Internet) - (c) Christian A. Estay-Niculcar

Las tecnologías/TIC en las organizaciones
La verdad que hay modelos para todos los gustos. El estudio de las TIC en las organizaciones ha llevado a plantear muchos modelos, cuya utilidad es localizada y no siempre útil a los proyectos. Por ejemplo, modelos de innovación o modelos de madurez, quedan "cortos" en el caso de los proyectos, pues los proyectos generan y/o producen innovaciones al mismo tiempo que la organización donde esto ocurre va madurando, con lo cual modelos por separado no son tan útiles como lo son en su aplicación aislada. 


(Fuente imágenes y modelos: Internet y diversos autores)

---------------------------------------
Post vinculados:

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana