jueves, 3 de septiembre de 2015

Smart City y la resiliencia del Buen Vivir - necesidad de estrategias urbano-digitales de desarrollo

tenemos que diseñar estrategias urbano-digitales para que Buen Vivir sea resiliente a la evolución tecnológica y sea sensible a las personas, y no al revés

Partiré con un pensamiento simple: si conoces el término Smartphone, conoces el término Smart City, llamadas así porque por supuesto este tipo de ciudad cuenta con la inclusión digital necesaria para el desarrollo de una o su comunidad ... y todo gracias a "juguetes" como los smartphone. 

El problema es que la urbanización digital no siempre es la adecuada y se pierde el rumbo o mejor dicho, vamos perdiendo la causa por la cual fueron realizados ciertos planes de desarrollo urbano en esta nueva era digital

La intención de los gobiernos es por supuesto mejorar en todos los aspectos una ciudad, por ejemplo, el uso de los semáforos inteligentes en las vías públicas que permitan haya menos accidentes viales. 

La inclusión de nuevas tecnologías las cuales no dejan de estarse innovando, como la televisión digital, los teléfonos inteligentes, entre muchas otras cosas más que son de gran utilidad para sus pobladores. Y de una u otra manera todos estos progresos digitales en una ciudad forman parte del buen vivir de las personas. 

¿Pero, realmente se está logrando este propósito? ¿Qué es eso del Buen Vivir? ¿Qué relación tiene con la resiliencia?

  • El Buen Vivir o Sumak Kawsay es un término Quechua que alude a una vida digna (Kawsay) y una realización hermosa e ideal del planeta (Sumak).
  • La resiliencia es la capacidad para superar y salir adelante de situaciones traumáticas.

Vivir con menos, mayor felicidad (por Graham Hill)

La realidad es que algunos años atrás cuando las actualizaciones informáticas tomaban su tiempo para salir a la luz, podría decirse que sí se conseguía ese propósito, pero en la actualidad esto es ahora un gran problema que no se está contemplando para el futuro. 

Si bien es cierto que las sociedades siempre han mostrado resiliencia ante situaciones adversas, también es verdad que se podrían ver superadas de un momento a otro. 

Y es que no acabamos de aprender un nuevo proceso, un nuevo programa, una nueva forma de manejar las comunicaciones cuando en el mercado ya se desborda la última versión de tal o cual aplicación y esto a largo plazo podría ser no tan benéfico para el mundo. 

Los programas que se empezaron a utilizar en internet ahora son obsoletos, pero, ¿cuanta información no guardaste en un disquete?, y hoy no puedes tener acceso a ella, porque simplemente no hubo tiempo para cambiar, la memoria USB llegó tan rápido que ni siquiera te percataste de ello. Por suerte llegó la nube, pero es el nuevo disquete contemporáneo cuyo acceso es de pago y dependiente de las actuales tecnologías. Pasamos de pequeños a grandes almacenes de datos, pero con los mismos problemas y por supuesto a nuevos. 

El Buen Vivir es una oportunidad de imaginar otros mundos, el Buen Vivir puede quedar limitado a nuestros modelos, o nuestras ignorancias, sobre las tecnologías y sus funciones y usos. Y al extender esta idea, podemos limitar el desarrollo de ciudad o de un país a las posibilidades que podemos pensar o tener de las tecnologías

Esta parte podría afectar el buen vivir de una sociedad deseosa de nuevas tecnologías pero también inconsciente de que se pierde cada día una forma más natural de realizar ciertas actividades o tareas que solíamos realizar sin la ayuda de las nuevas tecnologías. 

Acciones que de alguna manera nos mantenían activos físicamente, mentalmente e incluso espiritualmente, ahora desaparecen. Y lo digo pues:
  • Smart City es volver a nuestras raíces sociales aprovechando las tecnologías emergentes y digitales, pero no limitando el desarrollo a ellas
  • Smart City no se construyen por tecnologías informáticas y ni en el uso inteligente de los datos, pero de que estas cosas ayudan sí, pero no es el fin. 

A veces hay tanta publicidad y negocio por ser una Smart City que se olvida el Sumak Kawsay que las personas quieren. A veces se olvida porque ya se confundió desarrollo y bienestar con altos niveles de tecnificación. 

Es por eso que una Smart City necesita de un plan de urbanización digital resiliente a los cambios en TIC, con el objetivo de saber en qué momento cambiar de una solución a otra de la cual se tengan menos riesgos.

Además es necesario desarrollar diversas formas de resolver estos problemas, es así como trabajan las Smart City ante el desarrollo urbano de las nuevas tecnologías.

O mejor dicho, tenemos que diseñar estrategias urbano-digitales para que Buen Vivir  sea resiliente a la evolución tecnológica y, sea sensible a las personas, y no al revés


Cierro este post invitando a repensar la idea de Smart City desde el Sumak Kawsay y no desde la moda tecnológica, el fanatismo tecnológico o a ideologías tecnocráticas o tecno-centricas.

___________________________
Post relacionados de interés:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana