viernes, 15 de octubre de 2010

La #gestión en condiciones extremas, el #liderazgo colegiado, y "dos trozos de jurel en lata y media taza de leche" -#los33 #personas

El día 13 de octubre del 2010 se pudo apreciar cómo 33 personas (mineros) enterradas en una mina por 69 días salían de su encierro como resultado de una las tareas de rescate más complejas y emotivas del mundo. Esto fue resultado de una alta capacidad de organización y de liderazgo mostrada por personas de diferentes niveles culturales y socio-económicos y profesionales.

En un post antiguo donde comentaba que sólo la organización garantiza la supervivencia (ver post: "El liderazgo, organización y supervivencia" -Agosto 26, 2010-), quedó una vez más demostrado cuando 33 mineros sobrevivieron en cuerpo y alma a una situación que nadie había logrado superar. Es cierto que de los 69 días días, muchos de estos días tuvieron el apoyo de todo un país y miles de personas en el mundo, pero tuvieron 17 días sólos sin ninguna ayuda más que su capacidad de organización. En esos 17 días, sobre la tiera, se organizó un operativo de rescate complejo y lleno de riesgos e incertezas, que cuando encuentran a los mineros se convierte en otro proceso de extracción que ha asombrado tanto por el uso de tecnologías como por la capacidad de gestión basada en escenarios.

El corolario a todo lo que se pueda  escribir de esta hazaña y proeza, es que debía existir un liderazgo, por un lado en un minero y por otro lado en un ministro y un presidente, y unas familias. Esto permitió apreciar que el liderazgo colegiado es posible, el liderazgo en equipo. Aparte, se debio contar con una alta dosis de gestión en condiciones extremas, que sin lugar a dudas era seguido y respetado, y lo más importante, que se permitió llevar adelante esperando ver resultados sin "echarse para atrás" ni cuestionar (pero si reflexionar) las decisiones ante los problemas.

Pero una cosa, el liderazgo colegiado es lo normal, el liderago competitivo al que nos hemos visrto acostumbrados por nuchos best seller no existe, lo que realmente existe son muchos y muchas líderes que han de co-existir en equipo. Y sobre la gestión, bueno, sus orígenes son esos, cómo responder con recursos limitados a condiciones extremas como son el coste y el tiempo. Quiero decir, que esto nos permite volver a las raíces normales de dos conceptos olvidados. Y esto no es malo si los resultados son positivos: 33 personas rescatadas.

Hay algo más ... todo esto no habría sido posible sin la disposición a ser organizados y estar organizados como para "comer 2 latas de jurel y tomar un vaso de leche cada 48 horas" para sobrevivir. Esta fue la organización que se impuso entre los 33 mineros bajo un liderazgo surgido de la experiencia y la cohesión. Sobre tierra, la organización estuvo en aceptar un liderazgo ministerial y cohesionarse alrededor de un fin muy claro, y por supuesto aceptar una gestión que debía combinar la emoción con el pragmatismo. Debe sumarse a esto el profesionalismo y las "ganas de hacer bien las cosas" (que normal es asumir que las cosas debnen hacerse bien desde el inicio, ya que muestra una alta responsabilidad social y humana). No puedo desconocer rasgos antropológicos,culturales y sociales que siempre influyen, pero han sido superados por el liderazgo y la gestión.

En tiempos en que actualmente se discute si la gestión es o no una profesión, y además si realmente se necesita más que la innovación y el emprendimiento como herramienta para salir de las crisis, este ejemplo debe observarse con mucho detenimiento.

En tiempos en que mucho se habla del liderazgo y hay muchos expertos y gurus hablando del tema, este liderazgo compartido aparece como un ejemplo a ser analizado y aplicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana