martes, 13 de octubre de 2015

#Estonia y #gobiernoelectrónico: un #liderazgo maduro y una apertura transversal - #openess #egov

el gobierno de Estonia partió con un proyecto innovador: “Tiger Leap” el cual consistía en dar prioridad a la infraestructura tecnológica.

En los temas de gobierno electrónico, se suele copiar otras experiencias. Hay países líderes en ser copiados, pero se copian plataformas, software, leyes o normas, y no un modelo de cambio. Estonia es un líder en gobierno electrónico, pero poco consultado, y quizás creo es porque les resultó algo que a veces a la política le cuesta asimilar: la apertura transversal. Por eso narro algunos hechos importantes de Estonia en su relación con el gobierno electrónico. 


Día ordinario de un e-estoniano - MUY recomendable (en inglés)

Estonia es una pequeña nación post-soviética de aproximadamente 1.325.000 de habitantes que a partir de una dura realidad (poca población y recursos) apostó al éxito con la estrategia de construir una e-sociedad abierta, mediante un proyecto de cooperación entre gobierno, empresas y ciudadanos. 

Para cumplir con el propósito de construir una e-sociedad abierta, el gobierno de Estonia partió con un proyecto innovador: “Tiger Leap” el cual consistía en dar prioridad a la infraestructura tecnológica. 


Los esfuerzos generaron habilidades en tecnología inteligente entre los ciudadanos de Estonia. En ese período, se aprobó una ley que permitió la creación de dos proyectos bases: el primero “Documento Nacional de Identidad”, enfocado en registrar los datos de toda la población y el segundo “X-Road” el cual permite que las bases de dato interactúen gracias a servicios electrónicos integrados tanto en el sector público como privado. 


En Estonia, el gobierno electrónico no ha sido ni es un modelo de pertinencia a un ranking, sino la opción de desarrollo.
Rol público-privado en el modelo de gobierno digital de Estonia

En este proceso, importancia radical ha tenido la idea o principio de percibir la base TIC de datos como un modelo de datos único público y privado.

Se observa que en este proceso de madurez TIC y preámbulo de gobierno electrónico pasó tranquilamente una década al menos. Y con decisiones difíciles de cambio. 

En Estonia, el gobierno electrónico no ha sido ni es un modelo de pertinencia a un ranking, sino la opción de desarrollo. 

Estos inicios fueron críticos para el desarrollo de los sistemas de la sociedad digital que estaba por venir. 


Estonian e-identity (en inglés) 

A partir de allí, Estonia a creado una red de servicios e infraestructuras que otorgan a los ciudadanos un papel activo en diferentes actividades sociales tales como: votar a través de internet, consultas de declaración de impuestos, beneficios y prestaciones estatales, sistema de prescripción médica electrónica, educación a través de internet, seguridad pública (e-police), manejo de actividades bancarias en casi un 99% de manera digital, e incluso debido a que sus ciudadanos pueden completar casi todos los servicios municipales o estatales en línea, es más en cuestión de 18 minutos pueden registrar formalmente una empresa y comenzar a operar, todo ello a partir de una cafetería en la plaza del pueblo. 

Lo último que ha sido noticia es que Estonia se ha convertido en el primer país en ofrecer residencia electrónica, documento que proporciona una identidad digital certificada, una iniciativa gubernamental que beneficiará los negocios dentro del país permitiendo mover dinero en bancos estonios, hacer trámites en la Administración Pública o realizar compras por internet como si hubieras nacido allí. 
en buena parte el éxito de Estonia ha estado basado en consolidar una cultura organizacional y ciudadana, una profesionalización informática y una infraestructura TIC estable y sólida
Hoy se puede decir que la tecnología es parte del acervo cultural de Estonia con resultados positivos en la economía de este país.

Según algunos datos, Estonia ahorra el 2% del PIB a los contribuyentes del pequeño país Báltico sustituyendo el 20% de sus funcionarios por programas informáticos. 

Esta cultura innovadora, ha sido incentivada por el gobierno, que le ha permitido alejarse del exceso burocrático, desarrollando un gobierno electrónico con suficiente madurez TIC como para ceder su papel de controlador a través de la descentralización de datos. Es más, en buena parte el éxito de Estonia ha estado basado en consolidar una cultura organizacional y ciudadana, una profesionalización informática y una infraestructura TIC estable y sólida, lo cual por añadidura es lo normal en cualquier proceso de madurez tecno-organizacional, pero que nadie sigue ... ¿será porque al ser tan obvio, sencillo y evidente, es difícil?

Estonia ha incorporado nuevos valores basados en la transparencia y cooperación que parece aumentar la confianza del ciudadano y las empresas en todo el sistema nacional de innovación y tecnología.

Al final queda preguntarse... ¿qué otras experiencias como Estonia existen? ¿Cuanto más sabemos de Estonia? ¿porqué se copia poco de Estonia o mejor no hacerlo? 


_____________________________________________
Links de interés sobre el caso de Gobierno Electrónico de Estonia



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana