martes, 25 de febrero de 2014

"Los aromas del ají, no la dictadura del ají" o los límites de la #consultoría - @gaston_acurio #consulting


La consultoría ... ¿determina el resultado o le da la esencia? En este post "me meto" con esta pregunta. No pretendo dar una opinión, sino un punto de vista acerca de cómo debemos afrontar y usar un servicio de consultoría. La frase que uso como título proviene de Gastón Acurio, y como esta frase dice, la consultoría es el ají que le da o dará sabor a un producto, pero no lo determina.

An te un cebiche, muchas veces alguien dice "que pique", o que no tenga nada de picante. Pero ¿porqué un comensal dice ésto? Porque al ají le damos la preeminencia del sabor del cebiche, es el gran dictador. Pero un cebiche no es sólo ají, es una historia, es el resultado de una evolución culinaria, rica en sabores y tradiciones. Es una combinación de productos tratados de cierta manera, única y específica.

En una empresa pasa lo mismo. Sus procesos, sus sistemas, sus tecnologías y sus personas, son únicas, se organizan y operan de formas únicas. Quizás no como la esperada o quizás no de la forma ideal, pero es propia de esa empresa. Y si se espera que mejore con una consultoría, ojo, que la consultoría no termine diciendo cómo será aquello sujeto a la consultoría. La consultoría dará ese toque especial, ese no-se-que que convierte un grupo de productos con historia y una cohesión especial, en un sistema único y con un valor añadido único.

Muchas veces se piden servicios de consultoría como quien pide más o menos ají. Como si el ají, o la consultoría realmente sean lo que determina un plato. Una consultoría es como añadir un ají a un cebiche ... hay que saberlo cortar o saber lo que debe pedírsele, debe ser fresco o siempre al día, aromático o con un valor en sí mismo único, y con esto ya determinado hay que saberlo añadir al cebiche, saberlo frotas contra los otros productos, saber impregnar el aroma en los otros productos pero sin imponerse sobre estos últimos. De igual manera una consultoría debe saberse introducir en una organización, no dejarla "a su aire". hay que estar atento a cómo se impregnará aquello necesario de la consultoría en lo que le interesa al cliente y, por supuesto, que la consultoría no sea el fin sino el medio para conseguir un valor añadido nuevo y único. Y, como en el caso del ají, así como hay muchos tipos, en la consultoría, hay de muchos tipos y puede ser que se invierta mucho en conseguir aquella consultoría idónea.

Espero haber motivado a reflexionar sobre este delicado asunto. Especialmente cuando a veces hay más servicios de consultoría que problemas que les necesitan. Si alguien piensa que he quedado corto en las analogías o que podrían usarse otros ingredientes o platos, invito a pensar en estas analogías y compartirlas.

Y ... por supuesto espero haber motivado a probar este delicado plato de la cultura peruana y latinoamericana.

___________________
Este post ha tomado nota de "10 mandamientos del cebiche", publicado en la Revista Magazine del Periódico La Vanguardia del 23 de febrero del 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana