miércoles, 6 de marzo de 2013

#Estrategias de #formación organizacional desde la sintaxis y la semántica de la comunicación - #TIC #elearning

Este post es arriesgado. Clasificar estrategias de formación sin distancias es difícil y complejo porque no existe claridad de qué se entiende por estrategia de formación a distancia, y porque hay mucha gente escribiendo de estos y otros temas. En este post se intentará proveer un mecanismo que permita reconocer las principales características de las estrategias conocidas desde una perspectiva de que un proceso de formación es una acción comunicativa con aspectos semánticos y sintácticos. Y, esta misma perspectiva, permite anular el problema de hacer tantas distinciones entre lo que es formación presencial y formación mediada por las TIC.

Funciones, metodologías y estrategias. En el mundo de la educación invadida por las TIC, en un proyecto de formación co-existen:  
La sintaxis y la semántica de las estrategias de los proyectos de formación. Cuando se ejecutan proyectos de formación sin distancias, se aprecia claramente que estamos ante un proceso de comunicación en el cual se manifiestan dos necesidades:
  • La necesidad de presencialidad postmoderna, entendida como una situación que requiere ver a la otra persona aunque sea a distancia, lo cual permite poner en un mismo eje todas las modalidades de formación, quedando en un extremo la formación presencial y en el otro extremo la formación 100% mediada por TIC (donde esta última la denominaré en este glob por simplicidad como formación virtual).
  • La necesidad de cómo realizar la experiencia de la educación que se puede discretizar en su aspecto semántico y su aspecto sintáctico. 
    • La experiencia de la educación, a través de sus gestos, emociones, sonidos, etc. Son estos elementos los que hacen la experiencia de una formación un proceso vivo. Son elementos que se van dando y deben darse a lo largo de una formación. A esto le llamaré semántica del aprendizaje.
    • La experiencia de la educación, que posee un plan de formación trazado, con unos pasos, unas reglas a imponer, unos recursos a consumir y unos artefactos a emplear. Son estos elementos los que hacen la experiencia de una formación un proceso monitoreable. Son elementos que deben estar presentes a lo largo de una formación. A esto lo llamaré sintaxis del aprendizaje.
Así, un proyecto de formación debe diseñar su estrategia de formación de acuerdo a estas necesidades, y por supuesto considerando las funciones y metodologías.
Ejemplos de estrategias. En la siguiente imagen se sitúan ejemplos de estrategias en el espacio de lo semántico y lo sintáctico dentro de proyectos de formación in-extremis presenciales e in-extremis virtualizados. Recalco con relación a la imagen, que los ejemplos no son estancos entre sí, ni tampoco definen cuadrantes específicos, sino que cada proyecto de formación tendrá su propio sitio donde situarse en este espacio.

Christian A. Estay-Niculcar (c) - Nota: el texto está en inglés de su original del propio autor.
Las 4 estrategias escogidas se han tomado de experiencias probadas por muchos años.

  • Cuadrante semantic-semantic. Clases presenciales reforzadas con espacios de colaboración virtuales. Proyectos de formación donde se realizan clases presenciales tradicionales pero con un programa de estudios que considera como medio de comunicación con el profesor y como medio de apoyo y entrega a deberes un campus virtual en el cual se explota el uso de foros como dispositivo de comunicación en red. 
    • Aspecto semántico presencial. En este caso, el rol del profesor a nivel presencial es el eje esencial de facilitación de la formación y del conocimiento en los estudiantes. El profesor organiza de forma individual o grupal a los estudiantes, quienes desarrollan actividades y deberes de forma presencial en debates a su vez presenciales y al mismo tiempo online. Todo este proceso requiere (como es natural) un contacto contacto empático muy alto.
    • Aspecto semántico virtual. En este caso, se entrega un programa de estudios con un diseño instruccional centrado en clases presenciales, pero dejando claro que conocimiento y competencias se consiguen en debates presenciales y virtuales, sin perder la esencia de lo presencial. 
  • Cuadrante Semantic-Syntactic. Clases presenciales y clases e-learning, ambas del tipo más tradicional. Aunque parezca paradójico, se pueden situar en una misma categoría lo presencial y lo virtual. ¿Porqué? pues porque el aprendizaje electrónico o e-learning ha replicado prácticas presenciales y porque la clase presencial hoy se hace con medios electrónicos equivalentes a los usados en un espacio e-learning (cuentas de correo versus foros de información, grupos WhatsApp versus foros de debate, espacios colaborativos o attachment de correos versus carpetas con documentos, etc.) 
    • Aspecto semántico presencial. En ambos casos, la parte más vivencial queda relegada al programa de estudios (en la clase presencial por el ajuste diario a sesiones de clases programadas, y en la clase e-learning por la programación automatizada de actividades que en suma anula la parte presencial -por ejemplo, el profesor antes y luego de cada clase, sea esta última presencial o virtual, envía material de apoyo, recordatorios, etc.)
    • Aspecto sintáctico virtual. En ambos casos, existe una fuerte componente programática derivado del hecho de que si el profesor se comunica usando medios tecnológicos debe emplearlos bajo un fuerte control automatizado o dentro de un plan comunicacional bien definido.
  • Cuadrante Syntactic-Semantic. Actividades presenciales cruzadas por talleres transversales. Proyectos de formación determinados por una metodología que explota al máximo el uso de las TIC, pero que busca reforzar el aprendizaje cooperativo y colaborativo.  Aquí equipos virtuales de personas realizan un proyecto y se reunen presencialmente cada X tiempo para discutir sus avances que a su vez gestionan virtualmente. Al mismo tiempo, cada Y tiempo se reúnen todos los grupos ya sea presencialmente y/o virtualmente para compartir y debatir cuestiones, problemas y soluciones comunes. 
    • Aspecto sintáctico presencial. En este caso, existe una estructura de formación o metodología de trabajo muy estricta para orquestar los equipos de personas y las diversas relaciones de trabajo a las que se someten. Todo el proceso está dirigido por un facilitador -profesor/a- que supervigila todo el trabajo en los encuentros presenciales, en los entornos virtuales donde se reúnan, y en la revisión de trabajos. Si bien el rol del profesor suele ser de orientador, no deja su misión fuera de un programa de contacto muy cercano a los estudiantes. 
    • Aspecto semántico virtual. En este caso, por la complejidad del trabajo se requiere un fuerte apoyo que permita que las acciones presenciales y/u online que se lleven adelante queden registradas en sistemas computacionales cooperativos y/o colaborativos, lo cual incluye videos, grabaciones, wikinotas de resumen, etc.
  • Cuadrante Syntactic-Syntactic. Mediación completa de las TIC en docencia masiva. Proyectos de formación del tipo MOOC (Masive Open Onlice Course) de reciente aparición que se caracterizan por ofrecer formación abierta (gratuita principalmente) a miles de estudiantes. 
    • Aspecto sintáctico presencial. En este caso, por la imposibilidad de un contacto presencial real, éste se reduce al mínimo y se aportan vídeos del profesor, con lo cual se automatiza al máximo la formación. Esto requiere que todas las acciones estén plenamente estructuradas en el bajo contacto presencial (que se mejora con foros y/o con revisiones online entre pares).
    • Aspecto sintáctico virtual. En este caso, existe un único plan de trabajo para todos los estudiantes sin distinción. Este plan norma toda la actuación con altos niveles de detalle, todos los cuales  se automatizan para dar atención al gran volumen de participantes. Esto hace que el plan de formación o el diseño instruccional se predefina, sin dejar espacio a dudas, para que se automatice pero al mismo tiempo considerando que el propio diseño no puede incluir elementos que no puedan ser automatizables.
Formación impecable. No sabía como llamar a una formación donde se equilibren tantos aspectos que permitan la subsistencia de un negocio con rigurosidad y posibiliten una formación de calidad y sin riesgos para sus actores. Así que use el término empleado en el ámbito del diseño: impecable. Con esto quiero decir que la formación puede ser impecable si se hace un estudio claro del tipo de estrategia a emplear para cada mercado objetivo o colectivo/persona en formación.


¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana