miércoles, 18 de noviembre de 2020

Porqué y cómo aprovechar las innovaciones no disruptivas - #innovacion

 Porqué y cómo aprovechar las innovaciones no disruptivas - #innovacion


Este post tiene que ver con la innovación no disruptiva, aquella que hace un año debía recordarse ante un mundo que con los sucesos de Octubre del 2020 debía replantearse.

Y replantearse porque se hablaba de mucha innovación, pero habían y hay personas que están quedando fuera de toda "esta movida" de la innovación.


Lo revisé completo y "casi" debe mantenerse. Comencemos.


¿Hay vida innovacional fuera de la innovación disruptiva?

Formulo esta pregunta porque pareciera que la disrupción aplicada en la innovación, es decir, la innovación disruptiva, es la solución a todo.

Pues sí hay vida y mucha. Es más, es gracias a las innovaciones no disruptivas que muchas cosas han pasado.

El tema es que ahora todo debe ser disruptivo y se plantea como respuesta a preguntas que incluso no se sabe cuáles son. Es más, es cool tener un discurso donde se habla de disrupción, y quien está fuera de este discurso no es cool.

Además, sobre disrupción en innovación, el mismo Clayton Christensen dijo lo siguiente (lo escribió a los 20 años de haber escrito su artículo fundacional de la Teoría de la Innovación Disruptiva en 1995 y luego en 2015): 

"There’s another troubling concern: In our experience, too many people who speak of “disruption” have not read a serious book or article on the subject. Too frequently, they use the term loosely to invoke the concept of innovation in support of whatever it is they wish to do. Many researchers, writers, and consultants use “disruptive innovation” to describe any situation in which an industry is shaken up and previously successful incumbents stumble. But that’s much too broad a usage." (ver).
Hasta el momento lo dicho "cuadra" con lo expresado por Humberto Maturana ... se habla mucho de innovación de la boca para afuera, y quienes llevamos casi tres décadas metidos en innovación, lo hemos palpado en "carne propia" ... pero es parte del proceso, pues permite identificar profesionales de la innovación, de los no profesionales, de los consultores de copy+paste, de los turistas de la innovación, de aquellos que captan modas para estar siempre vigentes, de los necesitados de tener "un tema", entre otros. Acoto que igualmente, cada vez que la innovación se pone de moda, siempre se pone de moda algún "apellido" a darle a la innovación, y se repiten las categorías mencionadas previamente. En esta década ha sido disruptiva, hace una década atrás fue incremental. En diez años más, ya veremos.

Y para rematar aquí va un brief de taxonomía de la innovación, para ver que hay mucho mundo más allá de la innovación nos disruptiva. 

Taxonomía de la Innovación - (c) Christian A. Estay-Niculcar - 2015

Taxonomía de la Innovación - Christian A. Estay-Niculcar (c)


¿Qué es una innovación no disruptiva? - 10 esenciales.

  1. Es la innovación que no pone en riesgo a la organización o a la sociedad, no sacrifica sectores con las consecuencias económicas, motivacionales y sociales que genera en las personas y las organizaciones, por oposición a la innovación disruptiva (esto no quiere decir, ni en el peor de los sueños, que la innovación disruptiva sea negativa, "mala" o dañina). Ni tampoco la encarece o complica con modelos no probados ni validados de innovación. Claramente no se aprovecha de mercados (los incumbentes afectados). 
  2. Crea oportunidades valiosas para todas las partes -mercados o no-, y por contrapartida, evita entrar en conflicto con los llamados goliath o incumbentes que no estarán dispuestos a ceder ante cualquier intruso, o a agencias gubernamentales o grupos de interés, o simplemente ante aquellos que se verán afectados por la solución que aporta la innovación.
  3. Suelen ser anónimas, muchas veces producto de la reflexión sobre un problema que se reformula, se redimensiona, o simplemente se construyen nuevas oportunidades de su solución, pero no se trata de cuando se reformula la solución. Esto último parece sutil, pero es clave, pues lleva a descubrir que estas innovaciones, que más que una categoría, es una forma de abordaje y de perspectiva innovacional, donde no aplica necesariamente la creación destructiva schumpeteriana, sino la re-creación constructiva.
  4. Es una re-creación constructiva, es decir, se adecúa a casos cuando las organizaciones no pueden innovar en términos disruptivos, pero si dominan y conocen su mercado y trabajan dando soluciones, es decir, no ven la innovación como la nueva maquinaria de soluciones, sino que cada persona (directivo, trabajado o colaborador) es un innovador cotidiano, natural, no excepcional.
  5. Se dan más en el día a día cotidiano que tomando una cerveza, pegando post-its, o trabajando en un laboratorio de innovación, porque suelen nacer de la vivencia con clientes, usuarios, trabajadores, la economía, etc.
  6. Se aleja, ya sea por convicción o por simple naturalidad, de su emergencia organizacional, del darwinismo tecnológico o de la finalidad digital y aporta pragmatismo ante el envite de la moda de la innovación o de los jugadores políticos de la innovación o ante directivos que han comprado la innovación disruptiva como solución y que además están presionando a sus organizaciones, equipos y colaboradores.
  7. Tiene mucho de lo que se llamó o se llama innovación gandhiana, sin caer en la teatralidad y política de la innovación social.
  8. Es de costes reales, muy centrada en lo pragmático y la praxis de una solución concreta, y no siempre abre mercados, consolida relaciones ante problemas específicos de clientes o de la dinámica interior de una organización, y facilita la ejecución emocional y política más sencilla pues no incurre en los eufemismos, modismos y millenialismos del actual montaje organizacional de la innovación.
  9. Lo lideran personas que no andan pensando en "buscar innovaciones", ni suelen ser "expertos" en innovaciones.
  10. Reformula las preguntas ante problemas nuevos o ante problemas viejos haciéndolos nuevos o cuando se trata de aprovechar oportunidades creadas o emergentes.

Ejemplos: Grameen Bank, Waze, Sesame Street, Wii, Cirque Du Soleil ...


Webinar - Innovación en escenarios VUCA y disruptivos (duración 1:24:53)


Reformulando las preguntas y la co-existencia con la innovación disruptiva.

Antes de proseguir hay que aclarar que se plantea el espacio de la innovación disruptiva como un recordatorio de que por más que pongamos nombres nuevos a viejos problemas o viejas formas de resolver las cosas. Y el 2019, y el 2020, mostró que ya no estamos ante crisis económicas, sino ante crisis de la insatisfacción y que lo que hemos construido hasta la fecha no es tan sólido, y eso requiere ampliar el instrumental de soluciones provenga o no de la innovación.

En la Gestión Tradicional y la 2.0+ (o 3.0, 4.0 y etc.) se habla de que es momento de recurrir a nuevas áreas de conocimiento (más aquí) como la historia misma de la gestión, las emociones 3.0, las nuevas formas de liderazgo, de innovación y de RRHH, las nuevas concepciones sobre la tecnología, el marketing y las RRSS, y las nuevas dimensiones del crecimiento, la cooperación y el desarrollo, para poder asumir desde la gestión:

  • problemas clásicos abordados con viejas tradiciones;
  • problemas nuevos abordados con viejas tradiciones;
  • problemas clásicos abordados con nuevos enfoques; y,
  • problemas nuevos abordados con nuevos enfoques.

Y es en este contexto donde la innovación no disruptiva se apalanca ya que aporta (revisando la literatura y relacionándola con los 4 enfoques de gestión previos -mal que mal, la innovación debe gestionarse de alguna manera-), un espacio de actuación para:

  • Identificar y ofrecer soluciones nuevas, alternativas, a problemas existentes -o clásicos- y nuevos, o explotar oportunidades. Esto puede conducir a usar nuevos esquemas de cómo articular viejas tradiciones de soluciones o ir directamente a buscar nuevos enfoques de solución. Este es un pensamiento de desbloqueo del pensamiento ante nuevos retos.

Y, en menor medida, en otros espacios donde ya coincide con la innovación disruptiva, en menor y mayor medida respectivamente:

  • Redefinir el problema, y resolver el problema redefinido. Esto claramente es re-enfocar el problema, o ir directo al conflicto que genera el problema y encontrar su razón de ser.
  • Resolver problemas nuevos creando nuevas oportunidades. Esto puede ser, como en el caso anterior, a recombinar las formas de solución existentes, o ir directo a re-crear nuevas estrategias de solución.

Como se aprecia, la innovación no disruptiva puede enraizarse muy bien en las tres primeras nuevas formas o planteamientos de gestión -en la primera igualmente tiene algo que decir, en el sentido de ayuda a identificarla claramente-, lo cual reduce o no entra en:

  • exclusión innovacional (referida a crear guettos de innovación y de no innovación);
  • cambio emocional y político de la innovación (en el sentido que las personas sienten miedo a perder cuotas de poder y de dinero, temor al cambio, ...);
  • guerras comerciales y de I+D+i con la competencia y nuevos competidores; y,
  • modificar la gestión interna de las organizaciones con términos nuevos, creación de perfiles, cambiar la cultura, entre otros típicos cambios que muchas veces no se pueden asumir ni económicamente ni temporalmente.

Si todo lo anterior se tiene claro, permite incluso que la innovación no disruptiva sea una herramienta de apoyo o de co-construcción de innovaciones disruptivas.

NOTA: ante el riesgo de quienes estén pensando que la innovación no disruptiva es un tipo de -por ejemplo- innovación incremental -por mencionar una de las tantas otras-, se acota que la innovación no disrputiva colinda con las muchas otras existentes como noción y paraguas paradigmático y al mismo tiempo usa a las otras al momento de planificarse, "estrategizarse" y desplegarse.


La innovación no disruptiva como mecanismo de desbloqueo.

La innovación siempre aparece cuando se buscan desbloqueos ante situaciones donde se encuentran respuestas.

En los últimos años, la llamada innovación disruptiva apareció o se ha usado como estandarte de desbloqueo, pero ha ocurrido o se reprodujo lo mismo que venía a resolver: se ha convertido un bloqueo más.

De hecho, ha vuelto opaca y confusa la innovación.

Ante esta crisis de bloqueos y desbloqueos, solamente pensar -o recordar- que existe la innovación no disruptiva, con su simpleza y naturalidad, y que realmente ser disruptivo.

Recuerda siempre que "la innovación está contigo" o "ha estado contigo siempre", solamente la han vuelto complicada o estamos intentando sofisticarla cuando en realidad su éxito depende de su naturalidad.


La innovación no disruptiva a fines del 2019 y del 2020.

Arriésgate a ser disruptivo con planteamientos no disruptivos. 

Si la idea es no temer al fracaso, ser no disruptivo es una buena forma de probar organizaciones que quieren ser innovadoras. 

En momentos en que llega el 2021 es momento de revisar estrategias. 

Por eso es bueno decir algo sobre las innovaciones no disruptivas que han venido a dar un respiro a los directivos, colaboradores, empresas y organizaciones ante el estrés por la innovación que se han autoimpuesto o presionados por las consultoras y las modas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana