lunes, 1 de abril de 2013

El análisis de ficción en la #educación ejecutiva


Hace poco salió el artículo de América Economía "La consolidación del análisis de la ficción en las B-Schools" -Marzo/20/2013- (http://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/la-consolidacion-del-analisis-de-la-ficcion-en-las-b-schools) donde se plantea la utilidad de analizar películas para aprender conceptos en escuelas de negocios. La verdad que no es una gran novedad, pues su uso es más que adecuado. No me detendré aquí en las ventajas de usar películas que el citado artículo indica, sino en otras ventajas que he podido observar y aplicar.

En varios cursos MOOC se incluyen películas o segmentos de películas para hacer la teoría más práctica y menos tediosa. Destaco el curso de la plataforma MiriadaX, Mitología para Emprendedores, donde se usan segmentos de películas para profundizar en conceptos y hacer estudios comparativos, o incluir videos de publicidad para observar determinados fenómenos y discutir su real presencia en la sociedad. Y el curso de la plataforma Coursera, Surviving Disruptive Technologies, donde se incluyen videos documentales que permiten observar y comparar casos de empresas. En ambos vivencias, los videos permiten hacer estudios aplicados y cercanos, pues no es lo mismo comparar casos de negocios de realidades lejanas a las empresas de los estudiantes, que analizar conceptos en situaciones muchas veces cotidianas que se viven más de cerca.

Destaco el uso de películas para analizar conceptos. Así destaco experiencias propias. Cito:


El uso de películas o ficciones de cine y televisión no es algo nuevo en la formación ejecutiva, pero sí poco difundida y utilizada. Se puede decir que se usa poco porque puede considerarse poco pedagógico o académico, aunque personalmente puedo decir que es por el amplio trabajo de preparación y contextualización metodológico de una película sin que se convierte en simple y pura distracción o divertimento. Los resultados, por cierto, de usar películas son positivos y permite, como se ha mostrado, introducir conceptos complejos, tratar temas "áridos"o de poco gusto de los estudiantes, introducir temas extensos y tratarlos de manera reducida, etc. 

A nivel ejecutivo, más en concreto, permite realizar discusiones de forma más animada. Por supuesto, el uso de películas no excluye la discusión de los tradicionales business-cases. 

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana