domingo, 6 de noviembre de 2016

#Innovación empresarial: #exoestructuras de negocios y IronMan.

La exoestructura organizacional aporta la agilidad suficiente ante la rigidez de una organización, sin alterarla o detener sus operaciones.  ... con una exoestructura organizacional.


Asumiendo que las organizaciones y sus estructuras organizacional son difícilmente cambiables, se expone en este post el término de exoestructura organizacional. 

Una exoestructura organizacional provee a las organizaciones -de gran tamaño, y también pequeñas- de sistemas tecnológicos externos que permitan flexibilidad de cambio a la vez que aporten información al cerebro de la organización sin alterarlas

Las exoestructuras informáticas son una propuesta para las organizaciones del siglo XXI que vale la pena comprender para ponerla en marcha como estrategia organizacional. 


Exoestructura organizacional: ¿porqué son útiles? 

Las organizaciones plantean estrategias de control con niveles jerárquicos que abarcan  todas las áreas del negocio como producción, equipos de investigación, administración y contabilidad, logística, cobranza, marketing y finanzas, así como recursos humanos y contratación de talentos. 

Y este crecimiento hace que llegado un momento ya no pueden ser tan flexibles ante los cambios que se presentan. 

Inclusive organizaciones consideradas ágiles hoy en día llega un momento en que igualmente se vuelven rígidas y estáticas. 

Y por lo mismo, los sistemas informáticos de apoyo se van volviendo por sí mismos en elementos de rigidez.

Ante la rigidez de una organización, surge la pregunta ¿cómo la vuelvo ágil sin alterarla o detener sus operaciones? ... con una exoestructura organizacional. 


Exoestructura organizacional: ¿de qué hablamos? 

Una exoestructura es una estructura externa a un cuerpo que le provee capacidades que el cuerpo no tiene. Un buen ejemplo es el traje de IronMan.


IronMan: montaje del traje / exoestructura (inglés, segmento de película, 6:57')

A nivel de empresas, es un concepto nuevo, y sigue sujeto a cambio. 

Sin embargo la exosestructura organizacional es una nueva forma organizacional que aporta flexibilidad con servicios informáticos "externos" pero que siguen siendo parte de la organización.

No estamos hablando de tercerización de servicios, servicios en nube, o compra de un ERP. 

Estamos hablando de soluciones prediseñadas, rápidas de poner en marcha, con meta estructuras de gestión que facilitan la integración a diversos tipos de organizaciones, con capacidad de absorber datos de los sistemas informáticos de la empresa (los sistemas interiores) y generar acciones inmediatas, y por supuesto, retornar resultados útiles a esos mismos sistemas interiores. 

Experiencias realizadas muestran que una exoestructura organizacional permite a una organización en menos de un mes relacionarse de forma ágil con un mercado olvidado o un mercado nuevo. O, adquirir capacidad de análisis de daros de forma sencilla y expedita. Y todo sin modificar el software y hardware existente. 

Adicionalmente, en caso de no requerirse la exoestructura organizacional, se puede prescindir de ella. 

Lo que se gana en cualquier caso, y en corto plazo, son datos frescos, aprendizaje en procesamiento y toma de decisiones, prácticas ágiles de gestión organizacional y tecnológica, entre otros beneficios. 


Exoestructura organizacional: componentes para ponerla en marcha.

Una exoestructura organizacional requiere identificar y desplegar los siguientes elementos: 

  • cerebro, 
  • marco, 
  • sensores,
  • controladores, e
  • instrumental informático de contacto.


1. El cerebro de la organización.

El cerebro es el elemento de una exosestructura organizacional que permite a las empresas manejar las estrategias de base de la organización, que son las encargadas de aumentar el valor diferencial de la organización.

El cerebro se define mediante una estrategia de exoestructura organizacional y es intrínseca a la empresa. 

Las estrategias de base son las estrategias exogeneradas de incorporar la exoestructura y buscan ganar potencial. Son manejadas por pocas personas. 

El cerebro de una exoestructura organizacional tiene la capacidad suficiente para saber cuándo la propia exoestructura no aporta agilidad y, se ha vuelto "materia inerte" o un "corsé inncesario o inútil".


2. El marco de la organización. 

El marco, es el conjunto de áreas externas al cerebro que forman parte de la organización, pero que deben estar gerenciadas por personal experto del área para que se pueda descentralizar con confianza.

Se requiere una excelente comunicación entre los expertos, y una capacidad de respuesta rápida ante las nuevas velocidades y fortalezas que impone la exoestructura organizacional.

Las áreas se escogen en función del valor añadido que se consigue con la exoestructura organizacional, no en función del tipo de datos o procesos afectados o involucrados.  
  

3. Los sensores de la organización.

Los sensores son los indicadores internos que muestran cómo la organización responde a los resultados previstos en la estrategia de base y la exosestructua organizacional. 

la inter-relación de sensores hace referencia al sistema de comunicación interno, o el dashboard de control.

Son necesarios porque así desde el cerebro de la organización se cuenta con las principales métricas o KPIs para visualizar cualquier tipo de problema que se pueda presentar y tomar decisiones más acertadas y con prontitud. 

Este sistema es único y personalizado para cada empresa y es el sistema que mantiene conectado a las áreas externas con el cerebro. No es un sistema al cual una organización debe ajustarse o "sintonizarse".


4. Los controladores de la organización. 

Es el conjunto de asesores de análisis con el que debe contar el cerebro de la organización. 

Son personas altamente especializadas en el negocio que ayudan a la toma de decisiones de los gerentes en cuanto a las estrategias de cada área externalizada. 


5. Instrumental informático de contacto

Son el conjunto de instrumentos que permite conectar organización con exoestructura de forma segura y confiable, y sin dañar ni altera la estructura de la empresa.

Conclusiones.

La promesa de una exoestructura organizacional plantea que las organizaciones que asuman esta nueva estructura se hacen más flexibles a los cambios drásticos pudiendo conservar la organización en los períodos más difíciles, centrada en estrategias de consumo de nichos de mercados y utilizando las tecnologías de la información para el cambio organizacional. 

Exoestructuras organizacionales permiten a una empresa contar con cadenas de valor integradas e invertidas, sistemas de monitoreo en redes sociales, cuadros de mando de seguimiento de proyectos estratégicos, entre otros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana