domingo, 28 de noviembre de 2010

"No me etiqueten por favor" ... los límites de #Facebook -#redsocial #marketing

Es claro que Facebook es un commodity social. Pero cuando hablamos de commodity estamos hablando de que una tecnología -en este caso- se hace indistinguible de lo cotidiano, pero esta misma "commoditización", esta vulgarización -en su sentido clásico de lo habitual- genera, hace emerger o simplemente muestra otros fenómenos ... Y aquí quiero referirme a uno que he estado escuchando seguido últimamente con relación a Facebook en particular y a redes sociales en general, y que puedo separar en dos cosas.
  • No-etiquetar. Ya se escucha que cuando alguien nos saca una foto, se pida "No me etiquetes". Escuchando motivos hay cosas muy obvias ..."mi jefe no debe verme", "mi pareja no sabe que estoy acá", "mis padres no deben enterarse", y así otras que van siempre por el deseo de que alguien no sepa donde se encuentro uno o alguien.
  • Des-etiquetar. Observando y navegando mucho por Facebook, se constata que muchas personas simplemente se des-etiquetan. Consultando a algunas personas, aparecen motivaciones como las anteriores, pero se escuchan otras que podemos resumir en dos expresiones 'yo no permití o autoricé que me etiqueten' y/o 'no quiero que vean allí o con esta persona'. 
Lo singular de esto es que así como Facebook nos llevó a la vanguardia del vocheurismo socialmente aceptado, al mismo tiempo y como en todo entorno social, aparecen luego las singularidades de la vida humana como el simple hecho de querer mantener la privacidad en cosas tan cotidianas como el derecho propio de informar con quien estoy y/o donde ando, pero que por herramientas como Facebook están fuera de nuestro control.

En el post "El boca-a-boca: de la red vecinal a la red social" (Febrero 25 del 2010), decía que las redes sociales como Facebook permiten tener una versión informática del boca-a-boca que es paralelo al boca-a-boca tradicional. El fenómeno del no-etiquetaje refuerza esta idea pero en sentido inverso, pues lo que se busca es evitar una explosión del boca-a-boca ... que no corra el rumor tradicional o informatizado en redes sociales de haber visto a alguien con alguien o por alguna parte. Si a esto sumamos el crecimiento de Facebook (ver post "El crecimiento de las redes sociales y la inversión en marketing", Octubre 12 del 20109) es claro que el boca-a-boca informatizado se dispara y es natural que las personas deseen mantener en reserva sus movimientos y contactos. Esto me recuerda el bajo impacto de Foursquare con su herramienta y facilidad para geoposicionar a las personas. No prosperó como se esperaba, por suerte no fué más que una ola tecnológica muy corta y breve (ver post "Las olas tecnológicas: otro ejemplo pero desde Buzz de Google", Febrero 14 del 2010, donde se explica este término), pues las personas descubrimos el riesgo de estar diciendo donde estamos físicamente o simplemente no resulta seguro decir donde andamos.  

Esperemos con los años a ver que pasa ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana