miércoles, 15 de junio de 2016

#Innovación: el salto a la economía de la innovación

¿Qué es la economía de la innovación y cómo se organiza el sistema para llevarlo a cabo?

¿Qué es la economía de la innovación y cómo se organiza el sistema para llevarlo a cabo? 

La innovación es posible dentro de unas políticas públicas que lo permitan y faciliten como es la propuesta de la economía de la innovación. Según esta afirmación, este es un planteamiento que deja atrás a la escuela Keynesiana de la economía que planteaba a la producción, consumo, crédito y demanda como únicos factores para una economía saludable. 

Aunque cabe acotar que en tiempos presentes, la política pública, frente a la innovación, puede ser, que siempre vaya un paso más atrás, pero eso no es problema. El tema no es tener política pública, sino que los thinkers de política pública estén siempre "atentos" a generarlas y actualizarlas de forma coherente.

La respuesta a la pregunta inicial es lo que me propongo desarrollar a lo largo de este post. 

La economía de la innovación es una teoría económica enfocada en el espíritu empresarial y en la innovación como eje central, la cual se basa en dos principios: 

  • el primero, alude a que el objetivo central de la política económica debe ser estimular la productividad a través de la innovación; y, 
  • el segundo, hace referencia a que a pesar de que existan recursos y capital destinados a estimular a la innovación no necesariamente se logrará el objetivo, pues existen otros factores que actúan y son más complejos como el talento disponible para la capacidad innovadora y la cultura de la región que implementa la estrategia. 

El precursor de esta teoría es sin duda Joseph Schumpeter quien colocaba a la innovación en el centro de la economía.

Schumpeter consideraba que la única forma de innovación se lograba con la destrucción creativa. 

Desde una óptica simple, planteaba un símil a la innovación disruptiva (en el sentido de afectar la economía o generar nuevos escenarios económicos, no en el sentido de que disrupción es algo novedoso), la sustitución de lo nuevo por lo viejo. 

Organización del sistema y mercado de innovación. 

Ahora bien, la forma en que la innovación puede tener lugar dentro de esta economía es a través de los esfuerzos de un conjunto de agentes transformadores organizados dentro del sistema de innovación. 

Estos agentes no solo son las empresas, los empresarios y los consumidores; sino que además, hace falta que se involucre el Estado, las universidades, la sociedad civil interesada y organizada y los articuladores del sistema. 

Juntos conforman el sistema de innovación siendo parte de algún mercado específico. 

La innovación requiere de varios mercados concretos (cinco según Raffo) que se encargan de explorar, ejecutar y explotar a la innovación. 

Área de exploración de la innovación.

En esta área se encuentra el mercado de las ideas y el de las soluciones. 

  • El mercado de las ideas está compuesto por agentes y disciplinas que contribuyen a identificar problemas y oportunidades; es en este sector que surge la big data. 
  • El mercado de soluciones se enfoca en utilizar su talento para hallar la forma de hacer realidad una idea. 
De este grupo forma parte la investigación, las patentes y la vigilancia tecnológica, las culturas creativas en las organizaciones, entre otros elementos clave en estos mercados. 


Área de ejecución de decisiones estratégicas para la innovación.

En esta área se encuentra el mercado de recursos y el de sostenibilidad. 

  • El mercado de los recursos se centra en agentes que contribuyen a la distribución y promoción de las fuentes de financiación como inversores, fondos públicos, crowdfunding. 
  • El mercado de la sostenibilidad es el sector que contribuye con la escalabilidad, reproducción y el modelamiento de negocios durables en el tiempo y amigable con el ecosistema. 
Aquí encontramos incubadoras, aceleradoras, estrategias donde el activo es la innovación (ya no solamente el conocimiento), la innovación jurídica y de política pública, creación de culturas innovadoras, y preparación continua de las personas, entre otros elementos claves en estos mercados. 


Área de explotación de la innovación.

En esta área se encuentra el mercado de los clientes, que es un sector conformado por todas aquellas personas que contribuyen para alcanzar, motivar e involucrar a prospectos en acciones rentables como las consultoras, agencias de marketing y relaciones públicas. 

Aquí encontramos centros de mejora de experiencias de clientes y colaboradores, políticas de recompensas e incentivos de innovadores y no innovadores, entre otros elementos clave en este mercado.


En conclusión.

Se innova para saltar y hacer negocios sostenibles dentro de una economía que lo permita y a la vez lo facilite, es por eso que la propuesta de la economía de la innovación y sus mercados funciona como un marco estratégico para el avance de la innovación.

La cuestión es, si hoy en día se está nuevamente invirtiendo en innovación, ¿la inversión se está haciendo para que una empresa salte y opere en una economía de la innovación, o es simple reacción directiva y de gurús de moda?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana