sábado, 4 de febrero de 2012

#Derecho al olvido, #privacidad, #regulación y #Google y nuevas responsabilidades tecno-sociales -#socialnetwork #transparency

En estos días apareció el derecho  al olvido ... una nueva normativa en estudio que permite que nuestros datos pasados, que hemos borrado o que simplemente no queremos que sigan existiendo en sistemas informáticos sean eliminados. Esto tiene mucho sentido en las redes sociales y habría que pensarlo en las empresas cuando una persona deja su vínculo laboral pero ha dejado miles de correos (al menos) en los sistemas informáticos de propiedad de la empresa. Es interesante ver cómo los gestores de la información no se han preocupado de este asunto especialmente si sabemos que en las empresas es un asunto de valorización de capital intelectual. Me explico: cuanto valdría hoy un correo electrónico del cual se ha extraído  una idea interesante a partir de conversaciones de un ex-empleado o una ex-empleada. Estoy seguro que alguien lo debe estar pensando.

Esto trae asociado el tema de la privacidad. ¿Hasta donde es privado lo que pido que se elimine y no se ha eliminado? Alguien lo revisará, pero hay que pensarlo, pues ya es un hecho que muchos de nuestros viejos datos siguen almacenados por algún servidor. Es más, si uno busca por internet verá que aparecen viejos datos de uno. No se puede excluir que los propios usuarios son y somos responsables de que nuestros datos andan por ahí por Internet sin ningún control y ni siquiera nos acordamos. ¿Alguien se acuerda de los datos o fotos que dejamos en Hi5?

Justo y como resultado de estas cosas Google difunde sus nuevas normas de privacidad. Al irlas a leer, aparece algo que el mismo Google difunde, cito textual : "Transparencia: ofrecemos información detallada acerca de nuestras prácticas y políticas publicitarias." Google, dice eso, al menos al día de hoy. Pero cuando uno entra a servicios Google hoy en día, por ejemplo, ayer en mi cuenta gmail, me encontré con que me indicaban amablemente si deseaba aceptar las nuevas normas de privacidad. Son normas con mucha lógica, pero dejan en evidencia nuestra exposición a la tecnología. Bajo esta misma norma de Google de transparencia, leía con asombro, que entre las muchas nuevas normas que decía que podían y se hace, capturar nuestros datos de la red local de datos, el número de teléfono y etc. Es muy bueno que se  sea explícito y más aún con ese aire de cruda transparencia, pero la transparencia no es sinónimo de que se haga lo correcto, lo legal o lo lícito, es eso, ser simplemente transparente. No confundir transparencia con ser ético, pero ayuda a estar obligado a serlo. El tema era que quedaba claro que esto ya estaba pasando y en realidad muchos lo sabíamos pero no lo decíamos ni reclamábamos. Pero quedaba claro que si no aceptaba las normas, me quedaba sin algunos servicios con los cuales llevo años. Al día de hoy, las nuevas normas serán revisadas al menos por la Unión Europea o se pide su regulación. Hoy en día, ya no aparecen estas normas pues se ha pedido que no se prosiga.

Extracto de las nuevas normas de privacidad mostradas por Google el día 3 de Febereo del 2012 al momento de ingresar a Gmail
Es Google quien está detrás de todo este fenómeno y quien gracias a su acciones nos muestra nuestra absoluta pasividad, falta de preocupación y dominio, y carencia de percepción del cambio que se requiere en las nuevas responsabilidades tecno-sociales. Si antes nos debíamos preocupar de cómo ir vestidos a un evento, ahora debemos preocuparnos de donde dejamos evidencia de lo que hacemos, cómo aparecemos, quien nos etiqueta y a quien etiquetamos (por el "dime con quien andas y te diré quien eres"), y un gran etc. Por suerte lo de la vestimenta hoy en día no es tan relevante, pero aumentó demasiado nuestra exposición. Es normal que muchas personas con importancia mediática o empresarial, han contratado empresas asesoras de imagen para gestionar sus perfiles en redes sociales y se contrata empresas de comunicación o de periodismo para elaborar y revisar los blogs propios. Pero este es un lujo para los menos, lo importante es que las personas debemos incluir en nuestra gestión diaria de manera formal, estable y sostenida, la autoresponsabilidad social por nuestra privacidad y transparencia.

Ya veremos que pasa ...

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana