jueves, 16 de junio de 2016

#e-commerce: una estrategia local e internacional


El Comercio Electrónico o e-commerce es un concepto ampliamente usado por las empresas. 

No es nuevo, pero ha cobrado fuerza luego de un par de décadas. 

Vivimos momentos en que las empresas deben internacionalizarse pero no tiene liquidez y deben crear alianzas ... digitales. Aquí aparece de nuevo e-commerce, ya no como un espacio de contacto con los clientes de un barrio o un país, dos posturas muy válidas. 

Hablo de unirse a través de plataformas ofreciendo sus productos con sistemas de pago, de fidelización, de contenidos, que dan mucho más valor añadido que los clásicos eBay, Amazon, entre otros. Y cuando se trata de PyMEs, con un valor añadido único, verdadera cercanía y conocimiento del cliente. 

Y por eso e-commerce ahora es una estrategia de internacionalización. Quien quiera exportar hoy DEBE hacerlo usando una estrategia de comercialización, internacionalización o simple supervivencia, vía plataformas y estrategias de comercio electrónico.

Y aquí es donde hay que aclarar algo con vehemencia y contundencia ... comercio electrónico NO es comprar una plataforma ... e-commerce es crear una estrategia integral, transversal y con visión internacional. 

Y de eso es este post, de evitar que se siga creyendo, muy ingenuamente, que e-commerce es un tema computacional, sino de que e-commerce es un tema que debe estar en la agenda cotidiana de los directivos, especialmente en las PyMEs. 


  • e-commerce va más allá de la venta online de nuestros servicios y productos a través de catálogos digitales disponibles en plataformas de tiendas virtuales accesibles desde una página web o en un dispositivo móvil. 
  • e-commerce permite a las empresas y los proveedores acceder a un mercado de clientes a los cuales por medios tradicionales es difícil sino imposible llegar. 
  • e-commerce es la integración de una estrategia de transformación digital y de varias Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). 
  • e-commerce obliga al mercado a estar al día en las tendencias de comercio electrónico y publicidad digital a nivel mundial. 
  • e-commerce obliga a que las PyMEs tengan como misión abrir sus líneas de venta a las nuevas opciones que ofrecen las TICs. 
  • e-commerce es mucho más que tecnología, es una ESTRATEGIA que requiere desarrollar una estrategia de negocio y una estrategia de marketing digital. 


Estas y otras ideas salieron publicadas en la edición de Mayo de la Revista de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha y que puedes consultar online en http://issuu.com/capeipiecuador/docs/revista-capeipi_7-junio2016/1?e=12679432/36113091 o ver la versión extendida en el post e-commerce: la transformación digital de las pyMEs / #transformacion digital en #Ecuador (Junio 15, 2016) (ver en https://cestay.wordpress.com/2016/06/16/e-commerce-la-transformacion-digital-de-las-pymes-transformaciondigital-en-ecuador/).

miércoles, 15 de junio de 2016

#Innovación: el salto a la economía de la innovación

¿Qué es la economía de la innovación y cómo se organiza el sistema para llevarlo a cabo?

¿Qué es la economía de la innovación y cómo se organiza el sistema para llevarlo a cabo? 

La innovación es posible dentro de unas políticas públicas que lo permitan y faciliten como es la propuesta de la economía de la innovación. Este es un planteamiento que deja atrás a la escuela Keynesiana de la economía que planteaba a la producción, consumo, crédito y demanda como únicos factores para una economía saludable. 

La respuesta a la pregunta inicial es lo que me propongo desarrollar a lo largo de este post. 

La economía de la innovación es una teoría económica enfocada en el espíritu empresarial y en la innovación como eje central, la cual se basa en dos principios: 

  • el primero, alude a que el objetivo central de la política económica debe ser estimular la productividad a través de la innovación; y, 
  • el segundo, hace referencia a que a pesar de que existan recursos y capital destinados a estimular a la innovación no necesariamente se logrará el objetivo, pues existen otros factores que actúan y son más complejos como el talento disponible para la capacidad innovadora y la cultura de la región que implementa la estrategia. 


El precursor de esta teoría es sin duda Joseph Schumpeter quien colocaba a la innovación en el centro de la economía y quien consideraba que la única forma de innovación se lograba con la destrucción creativa, es decir planteaba la innovación disruptiva, la sustitución de lo nuevo por lo viejo. 

Hoy día se habla de que la innovación disruptiva logra dar su primer paso a partir de la mejora continua de algo, es decir gracias a pequeños pasos anteriores a ella, aunque esto signifique el descontento o la limitación de una tecnología existente. 

Organización del sistema y mercado de innovación. 

Ahora bien, la forma en que la innovación puede tener lugar dentro de esta economía es a través de los esfuerzos de un conjunto de agentes transformadores organizados dentro del sistema de innovación. 

Estos agentes no solo son las empresas, los empresarios y los consumidores; sino que además, hace falta que se involucre el Estado, las universidades, la sociedad civil interesada y organizada y los articuladores del sistema. 

Juntos conforman el sistema de innovación siendo parte de algún mercado específico. 

La innovación requiere de varios mercados concretos (cinco según Raffo) que se encargan de explorar, ejecutar y explotar a la innovación. 

Área de exploración de la innovación.

En esta área se encuentra el mercado de las ideas y el de las soluciones. 

  • El mercado de las ideas está compuesto por agentes y disciplinas que contribuyen a identificar problemas y oportunidades; es en este sector que surge la big data. 
  • El mercado de soluciones se enfoca en utilizar su talento para hallar la forma de hacer realidad una idea. 
De este grupo forma parte la investigación, las patentes y la vigilancia tecnológica. 

Área de ejecución de decisiones estratégicas para la innovación.

En esta área se encuentra el mercado de recursos y el de sostenibilidad. 

  • El mercado de los recursos se centra en agentes que contribuyen a la distribución y promoción de las fuentes de financiación como inversores, fondos públicos, crowdfunding. 
  • El mercado de la sostenibilidad es el sector que contribuye con la escalabilidad, reproducción y el modelamiento de negocios durables en el tiempo y amigable con el ecosistema. 
Aquí encontramos incubadoras, aceleradoras y educación continua. 

Área de explotación de la innovación.

En esta área se encuentra el mercado de los clientes, que es un sector conformado por todas aquellas personas que contribuyen para alcanzar, motivar e involucrar a prospectos en acciones rentables como las consultoras, agencias de marketing y relaciones públicas. 

En conclusión.

Se innova para saltar y hacer negocios sostenibles dentro de una economía que lo permita y a la vez lo facilite, es por eso que la propuesta de la economía de la innovación y sus mercados funciona como un marco estratégico para el avance de la innovación.

jueves, 9 de junio de 2016

Innovación pública: entre "el huevo y la gallina"

la innovación en una región está limitada si no se cuenta con innovación pública.


Partiré con una idea: la innovación en una región está limitada si no se cuenta con innovación pública.

Aunque esto no es tan sencillo, por la estructura tradicional de la administración pública, es un hecho posible y necesario para aumentar la productividad de manera sostenible en cualquier región. 

Para hacerlo hay que mirar prácticas de innovación que puestas en el sector privado fortalecen a la propia innovación, pero re-leídas de tal manera que sean prácticas que introduzcan la innovación en el sistema público ... de cualquier región. 

Mariana Mazzucato: el gobierno ... inversor, tomador de riesgos, innovador (traducción al castellano, 14:01'). 


1. Crear valor público aplicando nuevas soluciones.

Lo planteado hasta ahora por la administración pública queda corta con las necesidades mundiales que se tienen. Es necesario crear valor público planteándose innovaciones no solo de procesos sino también de productos, e incluso de la propia de hacer gobierno y de hacer democracia (ver post "Propuesta de "#Gobierno como #Innovación" y de "#Democracia como innovación" desde las ideas de D. Diderot" -http://www.christianestay.com/2012/11/gobierno-como-innovacion-y-de.html -, Febrero 13, 2013). 


2. Descentralización de las decisiones.

Para instaurar la innovación se requiere menos centralización y más descentralización del sistema, pues el exceso de reglamentos centralistas, imponedores de barreras, es contrario a la innovación y a la creatividad. 


3. Agilidad en la toma de decisiones.

Será necesario contar con herramientas para las tomas de decisiones ágiles. La demanda cada vez crece más y el sector público no puede quedarse corto en las respuestas. Ser ágil no significa dejar de hacer las cosas, solamente innovar en la forma de hacerlas.


4. Open data de las administraciones.

Es necesario crear sistemas que generen confianza y que sean útiles para la ciudadanía. Por ejemplo, los datos abiertos de los gobernantes podría crear confianza y la implementación de sensores estratégicos para soluciones sociales son útiles para el aumento de la productividad de cualquier región. Y esto lo podemos unir a soluciones que provean datos para interoperar y explotar posibilidades de big data. 


5. Cultura para una innovación disruptiva pública.

Es necesario implementar una cultura de innovación para los sectores públicos que permitan asumir riesgos medibles y tener tolerancia para el fracaso. Sin embargo, es necesario profundizar este aspecto puesto que hay que medir el uso positivo y abuso de los fracasos como fuente de aprendizaje, pues pueden tener sentido opusto, saber gestionar el abuso de la intolerancia mediática hacia la gestión política. 


6. Modelos de creación de valor público.

Necesariamente las primeras innovaciones del sector público tendrán que ver con el modelo de gestión que implementan, pues no puede ser igual al de sus pares empresariales, pero a la vez debe estar abierto a los cambios. 


7. Talento público para la innovación.

Se requiere de un talento innovador por parte de los empleados públicos, por lo tanto deberán ser personas cada vez más proactivas para la solución. 


8. Filosofía Lean Start up adaptada al sector público.

La filosofía de Lean Start up tiene como objeto lanzar productos o servicios mejorables relacionándose directamente con el cliente, de esta manera se ahorran costos del lanzamiento final del producto o servicio. Es decir, se requiere de la mejora continua para crear innovaciones radicales para alcanzar negocios exitosos. 


9. Participación ciudadana sin politización.

La innovación no es posible hablando, es necesario hacer. Por tanto, el sistema de participación ciudadana requiere de acción al servicio público con resultados alcanzables sin presión política que condiciona la participación sin involucrarse en resultados medibles. 


10. Equipos con talento innovador.

Se necesita de talentos expertos en materia de innovación para la articulación de un sistema con estructura mixta y flexibilidad de organización y de decisión para que coordine todo el sistema. Finalmente, es necesario agregar que esta propuesta no se considera exhaustiva y que cada región debe adaptarla a la realidad que vive y a sus propias necesidades; pero definitivamente es una buena manera de comenzar un debate para incorporar la innovación pública en las regiones.

11. Liderazgo innovador público.

Se critica que los estados y gobiernos no son innovadores. Pero eso es un tema linguístico, pues la innovación ocurre siempre donde haya personas dispuestas a mejorar al menos su puesto de trabajo. Por ende, la innovación pública debe superar su miopía del "lo sé todo", y apostar por abrir espacios donde sea posible debatir dentro de las estructuras públicas. Y para el gobierno debe actuar con un liderazgo innovador, aunque no pueda o le cueste. 


Estas prácticas, bien servidas y comprendidas al momento de aplicarse, ayudan a que la innovación pública exista de manera robusta. Podrá que con una sea poner una en marcha, pero es claro que a mayor cantidad de ellas en funcionamiento, será mucho mejor.

Y esto al momento que vivimos nos lleva a cuestionarnos si en realidad la innovación pública está antes o después de la innovación privada. 

Hay un ciclo, que ahora nos detendremos a analizar cuando partió. Dependerá de cada caso y de muchos factores. Por eso cabe que nos preguntamoes, ¿qué fue primero, el huevo o la gallina"?. 

Así podemos decir:

  • La innovación debe ser un articulador en el sector público, y así el sector público es quien ayude a que la innovación sea un activo de toda una sociedad y no un elemento más de parcelas de poder pre-existentes o que generen nuevos ghettos de exclusión.
  • La innovación en el sector público se ha enriquecido con la experiencia privada, aunque ello signifique entrar en debates sobre el fin de lo público ante modelos de innovación privados, mientras puedan requerirse modelos de innovación social. 

El debate sigue servido y hay que tomar un poco de riesgos.

¿Te interesó? Suscríbete para recibir actualizaciones por correo ...

Entradas populares de la semana