lunes, 4 de marzo de 2024

El método Mordzinski ... me preparo mucho y rabiosamente improviso - la gestión de la innovación en 5 ideas

El método Mordzinski ... me preparo mucho y rabiosamente improviso - la gestión de la innovación en cinco ideas

Este artículo expone cinco cualidades del gestor la innovación.  

Y nada mejor que exponer estas cualidades desde alguien que ha convertido o más bien ha desarrollado su forma de trabajo en resultados de fama mundial: Daniel Mordzinski. 

Estaba hace tiempo buscando un caso que resumiera algunos rasgos esenciales que se requieren en la innovación y en la gestión de la innovación. 

Buscaba a alguien del día a día. No quería revisar los repetidos gurús, sabios y repetidos nombres que se repiten. Buscaba a alguien fuera del círculo de "famosillos" y "famosillas", de la innovación de "postín", o de esos que los repiten en cada charla. 

Y así llegó Daniel del cual extraigo esos rasgos esenciales en la gestión de la innovación de un artículo del Periódico el País

Según Wikipedia, "Daniel Mordzinski es un fotógrafo nacido en Buenos Aires, Argentina en 1960. Actualmente reside en París, Francia y se desempeña como corresponsal del diario El País y de otros medios. Se lo conoce popularmente como "el fotógrafo de los escritores" ." (fuente). 

Su reputación está en que saca a los escritores de sus poses acartonadas. Lo ideal en alguien que innova y debe sacar a las personas de sus acartonados roles: "soy el líder", "soy mujer empoderada", "soy el gerente de innovación", "soy amigo del jefe", y un gran etc. Esto es algo que se llama gestionar la innovación con una filosofía de fomentar el talento sin etiquetas.

También se define como un fotógrafo de pequeños momentos íntimos, personales y siempre muy respetuosos. Esto es una actitud siempre presente y que debe ser honesta e inconsciente. Esto es algo que se llama gestionar la innovación desde la humildad del buen hacer donde cada momento aporta una oportunidad de hacerlo mejor que ayer.


La innovación en 10 minutos (cápsula)


Es puntual y no le gusta esperar nunca a nadie. Es amable, empático, agradecido y generoso. O sea, alguien que domina su oficio y que sabe que es parte de un contexto. Esto es algo que se llama gestionar la innovación desde la innovación a escala humana

En su mochila lleva siempre lo esencial lo que le permite capturar esos momentos inapreciables que le caracterizan. Y eso le convierte en un artesano del trabajo. Algo esencial en cualquier creador, siempre atento al momento. Esto es algo que se llama gestionar la innovación como un artesano
 
Y lo último, que lo dice el mismo Daniel: “No hay un ‘método mordzinski’ ni una receta, me preparo mucho y rabiosamente improviso”. Y de eso se trata. Estar siempre al día, actualizado, sabien qué es lo necesario y lo innecesario, sin tendencias sino con lo que garantiza el éxito. Siempre atento a las oportunidades y convertirlar en éxito con la mejor preparación Esto es algo que se llama gestionar la innovación estando siempre listo

lunes, 26 de febrero de 2024

"Todos hablan de innovación, pero ..." la importancia de saber el nivel de innovación

"Todos hablan de innovación, pero  ..." la importancia de saber el nivel de innovación


Este artículo tiene como objetivo reforzar la idea de que la innovación debe monitorearse. 

En este blog no es nuevo. Ya lo promuevo hace años y lo advertí con un artículo de Humberto Maturana, quien dejó en claro que hay muchos hablando de innovación de la boca para afuera (mira el artículo en Innovación: ¿porqué la siguen vendiendo de la "boca para afuera"?).

En realidad no lo advierto, lo recuerdo. 

Otra cosa es que en ocasiones hay demasiados "expertos" que le temen a un diagnóstico, una auditoría o a una simple medición de resultados de la innovación. Por ello repiten cosas como "la innovación no se mide". Aquellos que expresan estas frases intentan evitar o eludir, que es momento de adentrarse en la parte compleja de la innovación: la gestión de la innovación, un desafío futuro.

Y aquí recurro a Ferrán Adría para que los suspicaces de la medición de la innovación lo acepten. Ya saben, si lo dijo un youtuber o un famoso, lo creerán "sin rechistar".

En una entrevista, Adriá dijo: "Todo el mundo habla de innovación, y resulta que nadie controla el nivel de innovación que está teniendo. Se tiende mucho al aire..."

Y es cierto. Cuando se trata de la innovación se la asume como algo mágico, en manos de audaces o "coleccionistas de tendencias" (ver artículo del tema), que sorprenden con su jerga, a directivos inexpertos o que ante la plétora de tecnicismos dicen "OK, vamos".  

El tema no es menor, pero hay que aclarar algo: Ferrán habla serio cuando se trata de la innovación. 

Recuerdo una charla que dio en Ecuador hace un tiempo atrás. Ante un auditorio tuvo que aclarar lo que era innovar e innovación e incluso pidió a las personas que respondieran lo que él les preguntaba y no dijeran otras cosas. Si, así es Ferrán, un experto.

Por ello cuando Ferrán aclara que las organizaciones no saben dónde están en materia de innovación, es algo grave o preocupante. Es cierto que tratan de ajustarse a los modelos de grandes consultoras, pero son modelos universales de países desarrollados y líderes, no para organizaciones incipientes o de países o con equipos poco experimentados.

El motivo es sencillo. 

La innovación no es algo fortuito. Es una actividad profesional con principios y conceptos claros. No es un conjunto de "cosas" emocionantes. Si, hay de esto, pero incluye jornadas de aislamiento, de investigación "sesuda", de aprender incluso lo que no agrada. Y mucho más por supuesto.

Desde mis inicios formales en la innovación, el 2001, ya se medía la innovación. A nivel micro, macro, contable, humano, etc. Y de entre todas estas mediciones, la de cultura de innovación ha sido altamente relevante.  

Tan relevante que hoy en día se le considerar formal. ¿El motivo?

Simple. Así como se mide el clima laboral, la cultura de innovación y creativa también. 

Medir la cultura creativa e innovadora es innovar (Mini Masterclass)

Si quieres gestionar la innovación (recuerdas la frase "lo que no se mide no se gestiona", o "solamente se puede gestionar lo que mide") debes tener indicadores cuantificables y observables, que muestren cómo está la cultura de una organización en materia de innovación. 

Quienes miden la innovación de forma constante y con énfasis la cultura de innovación son líderes en innovación porque:
- han puesto la innovación como evidencia de madurez estratégica y organizacional lo que les permite evaluar el progreso del negocio y de la innovación;
- ven la innovación como componente inserto y parte del mindset del estratega, lo que les permite mantener la innovación focalizada en la estrategia y para crear estrategias innovadoras;
- consideran la innovación como parámetro moniterable, cuantificable y observable en variables claras y de forma constante lo que les permite estar constantemente identificando áreas de mejora y de oportunidad; 
- ajustan la innovación curando continuamente la organización lo que les permite ajustar variables y velocidades del cambio analizando factores como el compromiso, la participación, entre otras variables; y,
- Invierten en innovación como un riesgo asumido, co-participativo y controlado, lo que les permite reducir problemas de rechazo, temor y más.

Y tú , ¿qué opinas del desafío que nos dejó Ferrán Adría?, ¿en tu organización se mide la innovación de esta manera y con estos fines?




Blog ganador Premio Novagob Excelencia 2017